Fin de ciclo: cómo es el plan de la Ciudad para que los alumnos terminen el secundario sin adeudar materias

·4  min de lectura
Comienzo de clases en la escuela Provinciade Córdoba en la ciudad de Buenos Aires
Tomás Cuesta

El Ministerio de Educación porteño prepara un plan personalizado para aquellos alumnos de la secundaria que deban materias de años anteriores. Los estudiantes deberán firmar un documento escrito, junto a sus familias y la escuela, para reforzar el compromiso y poder obtener el seguimiento correspondiente. Tendrán hasta siete oportunidades para rendir las asignaturas pendientes. El plan, que incluye diferentes instancias, contempla un “segundo boletín” en el que se irá registrando el avance de cada alumno y alumna en función de las metas planteadas para cada caso.

Llegarán hoy al país 350.000 segundas dosis de Sputnik V, pero más de medio millón se dio la primera hace tres meses o más

Alrededor de 80.000 estudiantes en todo el país llegan cada año, con o sin pandemia, hasta quinto o sexto año del nivel secundario y no obtienen su título. El Ministerio de Educación de la Nación lanzó a comienzos de este mes el plan “Egresar: proyectá tu futuro”, dirigido a todos los jóvenes que deberían haber terminado el secundario entre 2016 y 2020, unos 400.000 según los datos oficiales, pero que aún adeudan materias.

Comienzo de clases en la escuela Provinciade Córdoba en la ciudad de Buenos Aires
Tomás Cuesta


Los alumnos contarán con un máximo de siete instancias para aprobar las materias (Tomás Cuesta/)

La preocupación por ese segmento se extiende a la Ciudad. Esta iniciativa, indican desde el ministerio que conduce Soledad Acuña, ofrecerá múltiples oportunidades de aprendizaje y evaluación a los estudiantes de nivel secundario que tengan materias pendientes de acreditación, para que alcancen los objetivos propuestos en cada disciplina y puedan transitar la segunda etapa de este año con un seguimiento personalizado, orientado a consolidar aprendizajes y lograr la promoción a fines de 2021.

Este plan incluye el listado de las materias previas (pendientes de acreditación) que alumnos y alumnas hayan cursado antes de 2020 y aquellas materias calificadas como “en proceso” el año pasado. También brindará el detalle de los contenidos centrales de cada materia o espacio curricular a acreditar, en los que los estudiantes deberán focalizar el estudio.

Actividades

Entre las actividades que deben realizar para acreditar cada espacio curricular figuran elaboración de trabajos, realización de exámenes parciales y presentación en mesas de examen, que variarán según cuáles sean las materias que tengan pendiente.

Además habrá estrategias de apoyo personalizadas. Por ejemplo, espacios de consulta virtuales o la posibilidad de acreditar en forma integrada materias pendientes de 2020 con materias del ciclo lectivo actual. Esto se suma a programas que ya existen, como Recuperando Materias (ReMa) o Previa por Parciales, que consisten en instancias de cursada complementaria, en las que alumnos y alumnas reciben acompañamiento de un docente de la escuela que lo orienta en el estudio. El plan también establecerá los plazos para definir la acreditación de cada espacio curricular.

Así surge en los informes por provincias de la prueba hecha a alumnos de 5º y 6º año de escuelas públicas en lengua y matemática; la ciudad, al tope del ranking
Así surge en los informes por provincias de la prueba hecha a alumnos de 5º y 6º año de escuelas públicas en lengua y matemática; la ciudad, al tope del ranking


El plan contempla un “segundo boletín” en el que se irá registrando el avance de cada alumno y alumna

Los planes personalizados deberán ser elaborados por las escuelas entre julio y agosto, teniendo en cuenta la información sistematizada al cierre del primer cuatrimestre. Si bien el plan puede extenderse de agosto a noviembre, su duración dependerá de la cantidad de asignaturas pendientes, las instancias de apoyo que ofrezca la escuela y los momentos para la acreditación que se hayan definido a nivel institucional. Si al finalizar el plan, en noviembre, el estudiante no logró los objetivos planteados, tendrá aún las instancias de mesas de exámenes de diciembre y febrero para acreditar las materias.

Los estudiantes tendrán siete oportunidades para rendir las materias: cuatro mesas de exámenes en julio, agosto, diciembre y febrero; y tres períodos de ReMa, en los que también pueden presentarse (dos períodos en el primer cuatrimestre y uno en el segundo).

“La situación de emergencia sanitaria vivida durante 2020 estableció nuevas reglas al sistema educativo, generando adaptaciones que dieran respuesta a las necesidades del contexto. Con respecto a la evaluación, calificación y promoción de los aprendizajes durante el presente ciclo lectivo, el estudiante debe ser evaluado a partir de los Contenidos Priorizados 2021 aprobados por el ministerio para cada asignatura. Es importante aclarar que se trata de una selección de contenidos mínimos para esta coyuntura que funciona como un umbral, una puerta de entrada e inclusión educativa, que orienta las propuestas de enseñanza y evaluación y aspira a ofrecer igualdad de oportunidades de aprendizaje. A la vez, habilita a las escuelas a avanzar con la enseñanza de los contenidos de todo el diseño curricular, en la medida en que lo consideren posible”, señalaron desde el Ministerio de Educación porteño.

En la ciudad, el lunes próximo los estudiantes de todo el nivel medio volverán a la presencialidad en burbujas, antes del receso invernal.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.