De Churchill a Lula: el arte de regresar al poder

Al igual que el líder izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, que alcanzó el domingo un tercer mandato en Brasil cuatro años después de su polémico encarcelamiento por sospechas de corrupción, otros líderes políticos en la historia mundial han vuelto inesperadamente al centro de la escena.

- Winston Churchill -

Antes de convertirse en una de las figuras más destacadas durante la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill se había visto obligado a dimitir como jefe de la Marina británica en 1915 tras el fracaso en la batalla de los Dardanelos, en Turquía, donde murieron decenas de miles de soldados.

Pero 25 años después, en mayo de 1940, tras la invasión de Polonia por la Alemania nazi, Churchill subió al poder.

Primer ministro del gobierno de coalición durante el conflicto bélico, galvanizó a su país con sus encendidos discursos.

Después de la guerra, experimentó un nuevo eclipse político y finalmente volvió al poder en 1951, con 76 años.

- Charles de Gaulle -

Protagonista del "Llamado del 18 de junio" de 1940, Charles de Gaulle presidió el gobierno provisional de la República Francesa, instalado tras la liberación de París en agosto de 1944.

Pero renunció en 1946, al no conseguir unificar a los principales partidos. Incluso se retiró de la vida política tras el fracaso del RPF (Agrupación del Pueblo Francés, por sus siglas en francés) en las elecciones municipales de 1953.

Sin embargo, volvió a ser protagonista de la política años después: el 1 de junio de 1958, tras la insurrección del 13 de mayo en Argel, el presidente René Coty apeló a De Gaulle, quien fue investido como jefe del último gobierno de la Cuarta República.

El 21 de diciembre de 1958, De Gaulle fue elegido primer presidente de la Quinta República.

Abandonó definitivamente la política en abril de 1969 tras el fracaso del referéndum sobre regionalización y la reforma del Senado, en el que puso en juego su mandato.

- Juan Domingo Perón -

Luego de ocupar varios cargos gubernamentales en la dictadura militar argentina, Juan Domingo Perón fue elegido presidente en 1946 y reelegido en 1951.

Se convirtió entonces en uno de los grandes mitos de la historia argentina, reforzado por el rol de su esposa, la actriz Eva Duarte, Evita, que se convirtió en una importante líder política.

La pareja, fundadora del peronismo, gozó de una inmensa popularidad, pero un golpe militar los derrocó en 1955.

Perón se exilió en Paraguay y luego en España. En junio de 1973 regresó a la Argentina como un héroe.

Fue reelegido en septiembre de 1973 para un tercer mandato, 18 años después de su exilio y proscripción, pero murió menos de un año después.

- Deng Xiaoping -

Deng Xiaoping, artífice de la modernización de China, gran potencia económica del siglo XXI, fue inicialmente destituido varias veces.

Nombrado miembro del comité central del Partido Comunista Chino en 1945, experimentó un ascenso meteórico tras la instauración del comunismo en 1949.

Pero durante la Revolución Cultural (1966-1976) fue acusado de "tomar el camino capitalista" y enviado como un mecánico a provincias.

En 1973, volvió a ser vice primer ministro y luego jefe del Estado Mayor de la Defensa.

Pero cuando el primer ministro Zhou Enlai murió en enero de 1976, fue despedido nuevamente por "desviacionismo de derecha".

Regresó al poder en 1978 y emprendió una política de reforma económica y apertura.

- Aung San Suu Kyi -

La líder de la oposición birmana ganó las elecciones en mayo de 1990, pero una junta militar se negó a cederle el control.

Aung San Suu Kyi pasó 15 años bajo arresto domiciliario en el recinto de su familia en Rangún.

Se convirtió en primera ministra en 2016 después de que su partido ganó las primeras elecciones libres en un cuarto de siglo.

Pero en febrero de 2021 hubo un nuevo golpe militar. Aung San Suu Kyi fue detenida y aislada en una prisión de Naypyidaw.

- Silvio Berlusconi -

Desde 1994 Silvio Berlusconi ha gobernado Italia tres veces. Los últimos 30 años de historia de este eterno personaje de la política italiana se entrelazan con la del país.

A sus 86 años, pese a los escándalos sexuales y los juicios que han empañado su imagen, hizo su enésima reaparición al ser reelegido al Senado al frente de uno de los partidos de la coalición liderada por la ultraderecha, ganadora de los comicios legislativos de septiembre pasado.

cb/rap-lc/ang/mls/raa/ll