Quién era Chuca, la funcionaria de las causas justas que murió a los 47 años

·3  min de lectura
Kravetz era abogada especializada en derechos humanos y monitoreaba las manifestaciones sociales para garantizar que los mismos no fueran vulnerados
Facebook

En Twitter afloró, entre la marea de críticas que suelen inundarlo, un pedido que tenía otro tono y que sonó con intensidad. #FuerzaChuca fue el hashtag que conmovió incluso hasta usuarios que no conocían a Florencia Kravetz, pero que fueron interpelados por las historias de justicia social y empatía que sobre ella contaban quienes la cruzaron en el mundo. Ahora, copas y más copas se suman a otro mensaje, un #BrindisPorChuca, para recordarla.

Kravetz murió ayer por complicaciones derivadas de un cáncer de piel y sus restos fueron inhumados en el cementerio de la Tablada. “Era ridículo. Me pasé toda la vida enfrentando a policías armados con la letra de la ley. Cómo me iba a matar un lunar con un gen mutado”, escribió el 28 de marzo, hace tan solo unos días, en su cuenta personal Chuca, la defensora del Pueblo por los Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires, que tenía 47 años.

Suba de contagios por coronavirus: el Gobierno decretará cierres de circulación nocturnos y limitará los encuentros sociales

Con un apodo especial, una mirada clara y rulos alborotados, era abogada de profesión y hermana del jefe de Gabinete y encargado de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz. “Acaso muchos de ustedes no lo sepan, pero yo soy Chuco, el hermano de Chuca. Y como hermano de Chuca, quiero agradecerles el cariño, las oraciones y el calor de estas semanas, las más difíciles para nuestra familia. Ella se sintió enormemente acompañada. Y muy querida”, escribió el funcionario junto a una foto de ambos, de pequeños.

“Hasta siempre, Flor, hermana mía, amiga, guerrera por las causas justas. Gracias por toda esta vida con nosotros. Nos volveremos a encontrar. Mi amor es infinito”, agregó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por otra parte, en su ámbito laboral de 12 años, que fue la Defensoría, la marcaron como una “trabajadora destacada , militante y defensora de los derechos humanos” y puntualizaron: “Siempre al lado de quien necesitara y detrás de las causas más justas, un ser humano absolutamente incondicional. Siempre vamos a recordar tu hermosa sonrisa”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Según la agencia Telam, en los últimos años Kravetz estuvo a cargo del monitoreo de las manifestaciones sociales, con el objetivo de prevenir las violaciones a los derechos humanos, área en la que era especialista. Comenzó su carrera en el Juzgado en lo Correccional 8 de la Ciudad y junto a su hermano fue asesora del movimiento nacional de empresas recuperadas, que nació tras la crisis económica y política de 2001 y que la llevó a representar a la cooperativa del Hotel Bauen.

Uno de los hitos de su vida, que nadie olvida, fue su eterna lucha a favor del matrimonio igualitario, cuestión por la que presentó el primer amparo en territorio porteño y patrocinó a parejas a las que las Justicia les negó ese derecho, en el tiempo anterior a 2010, cuando fue sancionado como ley.

Coronavirus: según un estudio, uno de cada tres recuperados presenta un trastorno cerebral o psiquiátrico

En su Facebook, pedía por Ni Una Menos y celebró la sanción de la ley de legalización del aborto. “Y un día te das cuenta que finalmente va a ser ley. Y un poco te emocionás”, escribió Chuca al respecto. Como fanática y protectora de los animales, en esa red social también se estampaban en sus fotos gatos de distintos colores.

Chuca era hermana del jefe de Gabinete de Lanús, Diego Kravetz
Chuca era hermana del jefe de Gabinete de Lanús, Diego Kravetz


Chuca era hermana del jefe de Gabinete de Lanús, Diego Kravetz

A los suyos y a todos aquellos a los que llegó en estos últimos días, ante las reminiscencias de su ferviente deseo por lograr una sociedad más justa, les había dejado una reflexión, en 2015, que se extrapola ahora y más que nunca al presente: “En términos de eternidad, esta encarnación es irrelevante”.