Chubut: un conductor borracho atropelló y mató a una mujer policía

Ana Tronfi
·2  min de lectura

RAWSON - Un conductor que manejaba borracho una camioneta Ford Ranger atropelló y mató a una mujer policía de 26 años de Chubut, mientras cumplía servicio durante el incendio de un vehículo en la zona de la bajada de Mangini, sobre ruta 25, entre las localidades de Trelew y Gaiman.

La víctima fatal fue identificada como Daiana Teresa Reales, de 26 años y madre de una nena de 6, quien se desempeñaba como cabo primero en la fuerza policial. La mujer quedó gravemente herida esta madrugada luego de que una camioneta Ford Ranger proveniente de Gan Gan la embistiera mientras participaba de un operativo. Finalmente falleció este miércoles por la mañana.

La polémica respuesta de Alberto Fernández a un periodista sobre la inseguridad: "Vaya al psicólogo"

El subjefe de la Policía, comisario General Néstor Gómez Ocampo, brindó detalles del hecho y no descartó que sean querellantes en la causa. "Lo estamos evaluando con el ministro", precisó. Anticipó que el velatorio de la joven tendrá guardia de honor y salva de disparos.

Gómez Ocampo detalló que en el momento del accidente "la joven se había quedado con el móvil atravesado en la ruta con balizas y luces encendidas para que los vehículos lo adviertan y disminuyan la velocidad. Otro auto policial se ubicó del otro lado".

Relató que, según reconstruyeron los policías que también estaban en el lugar, "en determinado momento vieron derrapes y luces que se corren de la ruta. Ahí se encontraron con que la funcionaria había sido atropellada por una camioneta, que estaba a un costado".

"El empleado policial vio a los ocupantes abajo del vehículo en estado de shock y llorando, por lo que no sabemos quién conducía. Las dos personas de apellido Muñoz son padre e hijo y venían de Gan Gan", agregó.

Y detalló: "La cabo primero tenía lesiones gravísimas. Fue trasladada de inmediato. Se avisó a la fiscalía, no se tomaron demasiadas decisiones respecto a la situación de estas personas. Está quedando claro ahora que hay una frenada muy intensa en el lugar donde fue embestida. No sabemos quién conducía. Entendemos que la persona no tiene que estar en libertad".

Gómez Ocampo confirmó que la alcoholemia "les dio positivo a los dos" ocupantes de la camioneta. Al que aduce que conducía, el más joven, le dio 0,50. Es chofer de ambulancia y tiene que dar 0", remarcó. El otro hombre habría arrojado 1,50 g/l de alcohol en sangre.

"Hay una negligencia absoluta, una imprudencia absoluta y un desprecio absoluto hacia la vida", enfatizó.