Christina Ricci: de vivir un infierno con su exmarido a empezar una nueva vida

·4  min de lectura
Christina Ricci anunció feliz que está en la dulce espera tras un 2020 caótico
Christina Ricci anunció feliz que está en la dulce espera tras un 2020 caótico

“La vida sigue mejorando”. Con este escueto pero positivo mensaje y acompañado de la fotografía de una ecografía, la actriz Christina Ricci, que saltó a la fama a los 11 años por su papel en La familia Adams, anunció en Instagram que espera a su segundo hijo. Una publicación en la que etiquetó al padre, estilista Mark Hampton, con quien mantiene una relación y quien hizo lo propio en su perfil al compartir el mismo mensaje. La noticia llega apenas unos meses después de que Ricci consiguiera una orden de alejamiento contra su exmarido, James Heerdegen, tras haberlo denunciado por maltrato físico y psíquico.

LEER | Murió la actriz Patricia Hitchcock, la única hija de Alfred Hitchcock, a los 93 años

Hace justo un año, en julio de 2020, Ricci, que durante años vivió en Brooklyn alejada de los focos de Hollywood, solicitó el divorcio de su anterior pareja, James Heerdegen, después de meses de confinamiento en el hogar familiar en los que, según publicó la revista TMZ, el productor agredió en varias ocasiones a la artista. De acuerdo con la publicación, la actriz, de 41 años, aseguró que desde que comenzó el encierro a causa de la pandemia se sintió “atrapada en casa con un maltratador violento”. Ricci afirmó que fue atacada por su excompañero en dos ocasiones durante el mes de junio y que intentó evitar que llamase al teléfono de emergencias después de una discusión. En una de las agresiones, según recogió entonces el informe, Heerdegen, con quien se casó en 2013, la escupió y le tiró un café y una silla en presencia del hijo que ambos tiene en común y que entonces tenía seis años. Ella llegó incluso a asegurar que había temido por su vida.

Tras varios meses de batalla judicial, el pasado enero, la intérprete consiguió finalmente la orden de alejamiento, impidiendo que su exmarido pueda acercarse a ella a menos de 100 metros. Heerdegen también solicitó la misma medida contra Ricci, pero le fue denegada. Además, desde el pasado abril, ella también tiene la custodia total de Freddie, su primogénito, aunque tal y como publicó entonces Page Six, el acuerdo incluye la posibilidad de que el padre visite al menor bajo supervisión, así como videollamadas de 15 minutos, tres veces por semana.

Precisamente, hace tan solo unos días, Ricci compartía en la red social una imagen de Hampton en la que la felicitaba por su cumpleaños con un cariñoso mensaje, asegurando que es su “persona favorita, responsable de todas las cosas mágicas y buenas”. “Te amo. Este próximo año va a ser el mejor hasta ahora”, aseguraba, conocedora ya entonces de su embarazo. Hampton ha desarrollado su carrera desde hace años en el mundo de la moda y la mayoría de las imágenes que comparte en su perfil son sobre sus proyectos profesionales, entre los que se incluyen trabajos para marcas como Hugo Boss y revistas como Luxury y Vogue. En la actualidad, la pareja reside en Vancouver, Canadá, donde también se ubica el centro médico en el que fue realizada la ecografía que ambos han mostrado en sus redes, el BC Women’s Hospital, especializado en la salud de la mujeres y los recién nacidos.

El personaje de niña gótica en La familia Adams catapultó a Ricci al estrellato y desde muy joven compartió pantalla grande con figuras como Demi Moore, Melanie Griffith y Anjelica Huston. Pronto le llegó también uno de sus primeros papeles protagonistas, en 1995, con Casper, y en 1999 fue elegida por Tim Burton para el largometraje Sleepy Hollow, convirtiéndose en un icono de los noventa. Una fama y un encasillamiento en papeles de estética gótica que ha intentado dejar atrás con los años, al lanzarse a producir sus propios proyectos y dando un paso atrás en su exposición pública

La carrera de la actriz ha sido errática, con claros, como su nominación en 1999 a los Globos de Oro por Lo opuesto al sexo, y la del Sindicato de Actores por su personaje en Las Crónicas de Lizzie Borden, pero en la que tampoco han faltado las sombras. Ricci encarnó durante mucho tiempo a la adolescente rara de Hollywood, una etiqueta que en ocasiones se ganó gracias a provocadoras y polémicas declaraciones que parecían salidas de algunos de sus tenebrosos personajes, como cuando aseguró que el incesto le parecía “estupendo y natural”. “¡La gente no dejaba de preguntar cosas a una chica de 17 años! Yo no tenía nada valioso que decir. No había vivido nada todavía, ¡dejen de pedirme opiniones! No sabía qué responder, así que respondía algo desagradable”, explicó tiempo después a The Guardian.

EN VIDEO | Jason Momoa no quiere que sus hijos sigan sus pasos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.