Christina Aguilera, una carrera de obstáculos vencidos

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 13 (EL UNIVERSAL).- La cantante estadounidense Christina Aguilera ha tenido muchos altibajos a lo largo de su carrera artística y vida personal, pero ha sabido salir adelante y por ello se ha convertido en una mujer fuerte y un ejemplo a seguir.

Christina desde muy pequeña demostró su amor por la música, pero no todo fue feliz. En su niñez fue testigo de muchas peleas familiares y sufrió maltrato físico de su padre Fausto Wagner, hasta que su madre Shelly Keams decidió dejarlo. La cantante ha confesado que la música le ayudó a superar su pasado, los golpes y el maltrato que recibió la hicieron ser una mujer más fuerte.

Fue en la canción "I´m OK", de su álbum "Stripped", en donde la cantante compartió en su letra parte de lo que vivió en su infancia.

Explotación laboral. Tras el éxito de su participación en el soundtrack de la película "Mulan", firmó con RCA Records y grabó su álbum debut, "Christina Aguilera", del que vendió más de 12 millones de copias. Pero fue años después que la cantante confesó que vivió una explotación laboral en la que la hacían trabajar al borde del colapso. Llegó a tener la garganta inflamada y así la hacían cantar. También ha indicado que fue uno de los momentos en donde iniciaron sus problemas de alimentación, la presionaban a no subir de peso.

Comparada siempre con Britney Spears. Ambas cantantes se conocieron durante su participación del Show de Mickey Mouse. Siempre indicaron que eran buenas amigas y mantenían una buena relación, pero la presión mediática y sus admiradores las pusieron como rivales, comparaban su voz, el cuerpo, los éxitos...

Fue en su segundo disco "Stripped", en donde Aguilera decidió tomar un camino un poco distinto a su colega Spears. Con unos kilos de más, piercing y cabello negro la cantante tomó control de su carrera y su vida.

La maternidad. Después de un tórrido romance con el productor Jordan Bratman, tuvo a su primogénito Jordan, pero después de cinco años de un matrimonio aparentemente feliz, quedó destrozada por pedir el divorcio y separar a su familia, pero consideró que era lo mejor porque no quería que los problemas que tenía con su esposo afectaran a su hijo.

Subió considerablemente de peso y a pesar de las críticas que recibió por su físico, con su álbum "Lotus" quiso mandar el mensaje de que el peso de las personas no es una razón para sufrir discriminación y burlas.

Ahora la cantante vive feliz con su segunda pareja sentimental Matthew Rutler con quien tuvo su segunda hija Summer Rain, y ahora con su última producción discográfica "Liberation", sigue cosechando éxitos.