CHRD denuncia una veintena de detenciones en China por las protestas de noviembre

Pekín, 17 ene (EFE).- La organización Chinese Human Rights Defenders (CHRD) denunció la detención de más de 20 personas que participaron el pasado 27 de noviembre en las protestas contra la política oficial del 'cero covid' en Pekín.

Según denunció la ONG a través de la red social Twitter, vetada en el país, las detenciones se produjeron a lo largo de diciembre y enero bajo la acusación de "alterar el orden público".

Entre los arrestados figuran periodistas, artistas, escritores o profesores, denuncia la organización.

También circulan en Twitter vídeos de una mujer, Zhi Xin, que graba un vídeo ante una cámara días antes de ser supuestamente detenida el pasado 23 de diciembre.

La mujer asegura grabar el vídeo en "caso de desaparecer", y denuncia haber sido interrogada por la Policía el día 29 de noviembre, dos días después de participar en las protestas que tuvieron lugar en las inmediaciones del río Liangma de la capital china.

"Estuvimos en comisaría durante 24 horas y nos soltaron. Pero, cuando pensábamos que todo había terminado, el día 18 de diciembre, la Policía comenzó a arrestar a gente. Al menos cuatro de mis amigos han desaparecido. Sus madres los están buscando porque quieren saber dónde se los han llevado", denuncia la joven.

El descontento generalizado por todo el país con la política de 'cero covid' terminó por provocar a finales de noviembre protestas pacíficas y vigilias en ciudades como Pekín y Shanghái, en las que los manifestantes mostraron su rechazo a las restricciones entonces vigentes y enseñaron hojas de papel en blanco que representaban su oposición a la censura.

Las protestas estallaron tras la muerte de diez personas en un edificio aparentemente confinado en Urumqi (noroeste), y en ella los manifestantes corearon consignas como "no quiero PCR, quiero comer" o "devolvedme mi libertad".

Los manifestantes no solo mostraron su descontento con el 'cero covid' sino que, en algunas ocasiones, llegaron a reclamar la dimisión del presidente del país, Xi Jinping, alabado en los últimos años por la prensa oficial como principal coordinador de la política antipandémica de China.

Algunos internautas publicaron también artículos en la red social WeChat que únicamente se componían de palabras como "bien", "sí" o "de acuerdo", en protesta por la eliminación sistemática de contenidos críticos con el desempeño de las autoridades.

Las autoridades reaccionaron con un aumento del despliegue policial y vallando áreas con la intención de impedir que las marchas se repitieran; desde entonces, algunos testimonios en redes han denunciado detenciones.

Poco después de las protestas, las autoridades comenzaron a desmantelar la política de 'cero covid', dando lugar a una ola de contagios -hasta 900 millones, según un estudio- que desembocó en una alta presión hospitalaria y casi 60.000 muertes relacionadas con covid en centros médicos, según datos oficiales recientemente divulgados.

(c) Agencia EFE