Chocolate Blanco de Miami enfrentará a un enigma de Nueva Zelanda en noche de boxeo cubano

·2  min de lectura

Anthony Martínez quizá no tenga mucha luz sobre quién es David Light. El cubanoamericano enfrentará este 7 de Mayo en Hialeah al guerrero de Nueva Zelanda (17-0, 11 KO) que por primera vez en su carrera deja los territorios de Oceanía para venir a Miami, de modo que resultará un verdadero enigma.

De lo que Martínez (12-1, 11 KO) no tiene duda es que no caerá en la oscuridad de la derrota frente a Light en la Gran Noche de Boxeo Cubano 2 que tendrá lugar en el Hialeah Park, porque estará en juego un título internacional de la Organización Mundial del Boxeo y la apertura de mejores horizontes.

Uno de los pupilos del profesor Pedro Díaz y del maestro Yordanis Despaigne en el establo de Mundo Boxing, Martínez compite en la división crucero y se le conoce como el Chocolate Blanco, pero él buscará ser lo más amargo posible para este Light que viene de tan lejos.

¿Consideras esta la pelea más importante en tu carrera?

“Así es. Cada pelea es importante y hay que ganarla, pero estoy más que preparado y listo para regalar un gran espectáculo a todos los que vengan este 7 de mayo a Hialeah. Además, hay un título en juego, de modo que no podemos fallar’‘.

¿Qué has visto de tu oponente?

“Lo he visto, lo he estudiado bien. Mi equipo lo ha estudiado bien y estamos bien preparados para cualquier cosas que él vaya a traer. Sabemos que viene de bien lejos a buscar la victoria, pero estaremos listos para enfrentarlo y llevarnos el triunfo esa noche’‘.

Es primera vez que peleas en Hialeah, ¿qué representa?

“Un orgullo muy grande. Soy nacido y criado en Hialeah. Mi familia es de San Antonio de los Baños en Cuba, pero emigraron y llegaron a esta ciudad. Yo nací en el hospital que está cerca del Hialeah Park. Desde niño venía aquí a ver las peleas. La última vez que vine estaba peleando Erislandy Lara’‘.

¿Qué puertas abriría esta pelea?

“Sería un gran paso. Este es un hombre con marca de 17-0 y quiero ser el primero en derrotarlo y sería un honor vencerlo en Miami. Mis profesores Pedro Díaz y Despaigne han hecho un trabajo tremendo. Mi momento es ahora y los momentos no se desaprovechan. Esta será mi noche’‘.

La mayoría de tus peleas han sido en el área de Miami.

“Con solo 23 años, me siento como un veterano, pero sé que todavía soy un joven que me falta mucho por caminar. Creo que vamos creciendo bien y esta pelea me va a llevar a otro nivel. En el nivel que quiero estar’‘.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.