Chloé Zhao habla de cómo ‘Nomadland’ muestra las luchas de la clase obrera y por qué Frances McDormand dormía en una furgoneta

Vida y Estilo Internacional
·3  min de lectura

Aunque faltan más de dos meses para los Oscar, un drama profundamente conmovedor y filmado con gran belleza de Chloé Zhao titulado Nomadland se ha convertido en claro favorito para el premio principal de la ceremonia tras debutar en el Festival Internacional de Cine de Toronto, celebrado virtualmente en su mayoría. Basado en la novela de Jessica Bruder, el film se centra en Fern (Frances McDormand), una viuda de edad avanzada que hace trabajos temporales en tiendas minoristas cobrando el salario mínimo mientras atraviesa el oeste de Estados Unidos en la furgoneta en la que también vive.

A través de las luchas propias de Fern, así como las de otros adultos mayores nómadas con los que se encuentra, emerge un retrato desalentador del envejecimiento de la clase obrera estadounidense en los años posteriores a la Gran Recesión.

“Pienso que, tal y como hemos visto durante el último año de pandemia, existe un gran problema con nuestros valores sociales en lo referido a cómo vemos a los mayores en esta sociedad tan capitalista”, dice Zhao, directora de cine nacida en Pekín que fue aclamada anteriormente por Songs My Brother Taught Me (2016) y The Rider (2018), y que también está detrás de potentes películas independientes sobre la perseverancia humana ambientadas en el oeste estadounidense (ver nuestra entrevista de arriba). “Son verdaderamente la parte más importante de una sociedad porque tienen sabiduría, han vivido sus vidas y tienen cosas para traspasar a las generaciones más jóvenes. Son muy importantes y no son prescindibles porque no puedan contribuir a la economía. La forma cómo tratamos a nuestros mayores dice mucho de nuestra sociedad”.

A pesar de lo oprimente que resulta a veces el viaje de Fern, hay algo de la libertad que le da su estilo de vida que claramente le genera placer, a veces dando un carácter romántico al nomadismo, sobre todo debido a la impresionante fotografía y a las tomas pintorescas de paisajes del oeste de Estados Unidos.

“Pienso que esta tendencia ya está alcanzando la cresta de la ola, incluso antes de hacer la película”, dice Zhao. “Se está dando un pequeño movimiento de hogares (…) Se está dando un movimiento minimalista en la sociedad, se está ordenando. Creo que la gente siente el peso de una sociedad y una economía consumistas y que ya ni siquiera sabemos quiénes somos”.

Mira un corte exclusivo de Nomadland:

Adelanto exclusivo de ‘Nomadland’: ‘Noche de chili’

“El caballo de guerra dispuesto a trabajar hasta la muerte y que luego es puesto a pastar. Eso es lo que pasa con muchos de nosotros. Si la sociedad nos desecha y nos manda a pastar como si fuéramos caballos de guerra, los trabajadores tenemos que unirnos y cuidarnos los unos a los otros”.

Nomadland también está recibiendo grandes elogios por otra actuación estelar conmovedora de la dos veces oscarizada McDormand, de 63 años, (Fargo, Three Billboards Outside Ebbing, Missouri), quien por momentos hizo actuación de método para interpretar el papel.

“Estábamos en el vestíbulo del hotel [cuando se fue Frances] y yo me pregunté a dónde iba”, recuerda Zhao. “Esa noche [descubrí] que estaba durmiendo en la furgoneta en el aparcamiento”.

“Así que ella estaba viviendo eso. Estaba viviendo la vida. Y tiene más de 60 años. No era fácil”.

Nomadland, que sale a la luz oficialmente este fin de semana, es la primera de dos películas de alto perfil dirigidas por Zhao este año. La segunda es Eternals de Marvel, con un muy esperado equipo de superhéroes estelares (Angelina Jolie, Salma Hayek, Kumail Nanjiani, Richard Madden, Kit Harington), cuyo lanzamiento está programado para noviembre, después de su aplazamiento en 2020.

“Fue divertido porque presenté Eternals el día antes de empacar las cosas en la furgoneta y marcharme para rodar Nomadland”, dice Zhao. “Tan pronto como terminé con Nomadland, me puse a preparar Eternals. Y tan pronto como terminé con Nomadland, comencé a editar Eternals. Y tan pronto terminé con eso, me puse a editar Eternals. Era como si tuviera dos hijos”.

Kevin Polowy