China: terremoto de 6,8 sacude Sichuan; hasta ahora han reportado 66 muertos y 250 heridos

·2  min de lectura

Los equipos de rescate en China ayudaron a evacuar a más de 11.000 personas un día después de que un terremoto de magnitud 6,8 sacudiera el suroeste de Sichuan el lunes y dejara 66 muertos y 250 heridos.

Los rescatistas atravesaron con mucho esfuerzo un áspero terreno montañoso el martes para evacuar a los afectados en medio de un número creciente de muertes del total anterior de 22 muertes que se reportó ayer.

Las imágenes de los medios estatales mostraron operaciones de rescate en terrenos precarios.

En las imágenes se muestra cómo transportan a una persona herida en una camilla a través de un puente improvisado hecho con troncos de árboles en el sitio de las operaciones de rescate en el condado de Luding, el epicentro del terremoto. También rescataron de un edificio de madera de cuatro pisos a una mujer cubierta de polvo en una camilla.

Se dice que el terremoto es el más fuerte que ha sacudido Sichuan desde 2017.

Los residentes que viven a cientos de kilómetros de distancia en Shaanxi y Guizhou sintieron temblores el lunes en la tarde.

También se informó que más de 200 personas quedaron varadas en el popular lugar turístico y parque glaciar Hailuogou el martes y los rescatistas estuvieron intentando reabrir las carreteras que conectan con el lugar para salvarlas.

Se espera que en la región haya fuertes lluvias durante los próximos tres días, lo cual genera preocupación por los riesgos de los lagos represados que surgieron después del terremoto.

Los lugareños que escaparon del terremoto en el área tectónicamente activa a lo largo del límite este de la meseta tibetana de Qinghai fueron vistos caminando fuera de la región junto al río.

Algunos se aferraron a sus pertenencias mientras otros cargaron a los heridos en la espalda, según mostraron imágenes de la operación de rescate y búsqueda.

Los bomberos que desplegaron las autoridades chinas restauraron los servicios públicos en el área y enviaron ayuda de emergencia para las personas varadas después de abrir caminos para llegar a ellos, dijeron las autoridades.

Hasta el martes, más de 11.000 personas fueron evacuadas de la áspera región montañosa del suroeste de China.

Se informó que la infraestructura de energía, agua y telecomunicaciones colapsó en Luding. Esto incluyó el corte de las conexiones eléctricas a varios pueblos cercanos y varias autopistas y carreteras estatales.

Las autoridades afirmaron que también se presentaron daños en siete centrales hidroeléctricas de tamaño pequeño a mediano.

La televisión estatal informó que un total de 243 casas se derrumbaron y 13.010 resultaron dañadas. También se vieron afectados cuatro hoteles y cientos de alojamientos turísticos.

Las autoridades identificaron alrededor de 500 peligros geológicos potenciales, como deslizamientos de tierra y carreteras de montaña colapsadas en el área, según los informes.