China sospecha que el COVID-19 puede llegar por correo internacional

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Un repartidor ordena paquetes en el maletero de su triciclo eléctrico en Pekín

Por Josh Horwitz

SHANGHÁI, 18 ene (Reuters) - China insta a los ciudadanos a utilizar mascarillas y guantes al abrir el correo, especialmente el procedente del extranjero, después de que las autoridades del país sugirieran que el primer caso de la variante ómicron del coronavirus encontrado en Pekín podría haber llegado a través de un paquete procedente de Canadá.

Las autoridades se comprometieron a intensificar la desinfección del correo extranjero e insisten en que el personal de correos que lo maneja esté totalmente vacunado.

Las precauciones llegan a menos de tres semanas de que la capital inaugure los Juegos Olímpicos de Invierno y mientras varias ciudades trabajan para acabar con nuevos brotes de infecciones por coronavirus.

"Reduzca al mínimo las compras de productos en el extranjero o la recepción de correo del exterior", dijo la cadena estatal CCTV a última hora del lunes en una publicación en las redes sociales.

"Asegúrese de protegerse durante las entregas cara a cara y use mascarillas y guantes; trate de abrir los paquetes al aire libre".

Las autoridades sanitarias indicaron que la persona infectada con la variante ómicron abrió un paquete procedente de Canadá que había pasado por Estados Unidos y Hong Kong y que la transmisión a través del paquete "no puede descartarse".

El caso puso de manifiesto la importancia de la "defensa personal", dijo la CCTV.

La Comisión Nacional de Salud china hizo sugerencias similares en su cuenta oficial de la red de mensajería WeChat sobre cómo manejar los paquetes, no sólo los procedentes del extranjero, y las autoridades de las ciudades de Shanghái y Nanjing las repitieron.

China ha sido un país atípico al afirmar que el COVID-19 puede transmitirse a través de las importaciones de la cadena de frío, como la carne y el pescado congelados, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud ha restado importancia al riesgo, y ha estado impulsando una narrativa a través de los medios de comunicación estatales de que el virus existía en el extranjero antes de ser descubierto a finales de 2019 en la ciudad china de Wuhan.

En las últimas semanas, China ha estado luchando contra un resurgimiento de casos en varias ciudades, algunos de ellos de la variante ómicron, altamente transmisible. El martes, informó de 127 nuevos casos locales con síntomas confirmados.

La Oficina Estatal de Correos china emitió el lunes un aviso en el que se indica que el correo internacional debe desinfectarse tras llegar a China, y que el personal que procesa y entrega el correo internacional debe haber recibido la vacuna COVID-19 y un refuerzo.

La empresa China Post también ha venido recordando a los destinatarios del correo en el extranjero que desinfecten el contenido "de manera oportuna" con pegatinas pegadas en los paquetes.

(Información de Josh Horwitz; información adicional de Dominique Patton en Pekín y de la sala de prensa de Shanghai; edición de Brenda Goh, Robert Birsel; traducido por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.