China reclama por incidentes espaciales que involucran a satélites de Elon Musk

·2  min de lectura

China ha pedido a las Naciones Unidas que le recuerde a EE.UU. su responsabilidad en el espacio exterior, luego de que tuviera que tomar medidas para evitar que su estación espacial chocara con los satélites de Elon Musk dos veces este año.

China, en un reporte enviado al Comité de las Naciones Unidas sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos a inicios de mes, dijo que los satélites Starlink, lanzados por la compañía SpaceX de Elon Musk, casi chocaron con su estación espacial Tiangong en julio y octubre, por lo que se vieron obligados a tomar medidas de “control preventivo para evitar colisiones” durante estos dos “encuentros cercanos”.

Beijing solicitó al secretario general de las Naciones Unidas que “los Estados partes asuman la responsabilidad” de las actividades en el espacio.

SpaceX ha lanzado más de 1.600 satélites hasta ahora y tiene permiso de la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. de lanzar hasta 12.000.

En las plataformas de redes sociales chinas han criticado a Musk y a su compañía aeroespacial por los incidentes. Un usuario dijo: “Qué irónico que los chinos compren Tesla, aportando grandes sumas de dinero para que Musk pueda lanzar Starlink, y luego él [casi] choque con la estación espacial de China”.

Otro usuario dijo: “Prepárense para boicotear a Tesla”.

Varios otros dijeron que si una estación espacial estadounidense hubiera “casi chocado” con satélites chinos, Estados Unidos hubiera emitido sanciones. Un usuario instó al gobierno: “¿Por qué no hacemos lo que ellos hacen?”.

Otra persona en Weibo describió los satélites de Starlink como “solo un montón de basura espacial”.

The Guardian citó a Jonathan McDowell, del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, quien dijo que es “muy inusual” que un país presente una queja a través de un “boletín informativo”.

Dijo que las colisiones en el espacio exterior no son raras. Y que tales incidentes han incrementado en los últimos años dado el número y la velocidad a la que son lanzados los satélites. “Starlink es una gran parte de eso”, agregó.

McDowell dijo: “También es justo decir que durante los últimos 10 años, la estación espacial estadounidense ha tenido que esquivar varias veces piezas de la prueba militar antisatélites de 2007 de China. No es que los chinos tuvieran un historial limpio en este caso. El mayor evento de desechos de la historia fue la prueba antisatélites china”.

Las quejas de China ante la agencia espacial de la ONU aún no se han verificado de forma independiente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.