China rechaza acusaciones de que busca endeudar a África

·3  min de lectura

China no está llevando a África a endeudarse, aseguró el jueves en Kenia el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, durante una gira regional que incluye visitas a varios proyectos de infraestructura financiados por su país.

En Mombasa (Kenia), donde China financia la construcción de una nueva terminal en el mayor puerto del este de África, Wang dijo que los préstamos para estos proyectos son de "beneficio mutuo", rechazando la idea de una trampa.

La presión mediante el endeudamiento "es una narrativa creada por aquellos que no quieren ver el desarrollo de África", dijo a los periodistas. "Si hay una trampa, es la de la pobreza y el subdesarrollo", subrayó.

La visita de Wang se produce después de que el Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, visitara el continente en noviembre, en un viaje destinado en parte a contrarrestar la creciente influencia de Pekín.

En Washington, el portavoz de la diplomacia estadounidense, Ned Price, quiso resaltar las "cooperaciones" ofrecidas por Estados Unidos a África "en base a oportunidades mutuas, de respeto mutuo".

La política comercial estadounidense contrasta, según él, con la de china. "No pedimos a nuestros socios elegir entre Estados Unidos u otros países, entre otros la República Popular China. No queremos obligarles a elegir, sino darles opciones", dijo a los periodistas.

China es el mayor socio comercial del continente, con un comercio directo de más de 200.000 millones de dólares en 2019, según cifras oficiales del gigante asiático.

Pero a menudo se acusa a China de utilizar su condición de acreedor para obtener concesiones diplomáticas y comerciales.

- Rutas de la Seda -

China se ha convertido en el segundo acreedor de Kenia, después del Banco Mundial, y ha financiado costosos proyectos de infraestructura en un país donde los niveles de deuda se han disparado en los últimos años.

En Mombasa, la construcción de la nueva terminal representa una inversión de 353 millones de dólares.

Pekín también ha financiado la infraestructura más cara desde la independencia de Kenia, una línea de tren de 5.000 millones de dólares.

Durante una visita a Kenia en enero de 2020, Wang describió la línea como un "punto de referencia" para las Nuevas Rutas de la Seda (Belt and Road Initiative), una iniciativa china que financia proyectos de infraestructuras.

El analista económico y geopolítico Alikhan Satchu dijo a la AFP que Kenia se enfrenta a elevados tipos de interés para financiar inversiones que "no generarán rentabilidad en un futuro próximo".

El ministro chino se reunió el jueves con varios ministros y firmó acuerdos comerciales, de sanidad, seguridad y transferencia de tecnologías verdes. También tiene previstas conversaciones con el presidente Uhuru Kenyatta.

"La visita es un testimonio de la profundización de las relaciones bilaterales", declaró la ministra de Exteriores de Kenia, Raychelle Omamo.

Wang también anunció el nombramiento de un enviado especial chino para el Cuerno de África, situado frente a la Peninsula Arábiga, marcando la voluntad de su país de implicarse diplomáticamente en esta región, escenario de varios conflictos.

"Seguiremos desempeñando un papel aún más importante para mantener la paz y la estabilidad de la región", dijo Wang en mandarín, traducido por un intérprete.

El anuncio coincidió con la llegada del enviado especial de Estados Unidos para el Cuerno de África, Jeffrey Feltman, que tiene previsto viajar a Etiopía el jueves, país vecino de Kenia y sacudido desde hace más de un año por la guerra entre el ejército federal y los rebeldes de la región de Tigré.

ho/np/md/jhd/pc/js/mis

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.