China reanudará emisión de visados y pasaportes

CORONAVIRUS-CHINA (AP)
CORONAVIRUS-CHINA (AP)

China anunció que reanudaría la emisión de visas y pasaportes, en lo que representa otro gran paso para alejarse de los controles contra el coronavirus que aislaron al país durante casi tres años, allanando el camino para una posible avalancha de millones de chinos que viajarán al extranjero para las vacaciones por el Año Nuevo Lunar del próximo mes.

El anuncio del martes se suma a cambios repentinos para retirar algunas de las medidas contra el coronavirus más estrictas del mundo mientras el gobierno de Xi Jinping trata de revertir una crisis económica. Las normas que confinaron a millones de personas en sus hogares mantuvieron baja la tasa de infección en China, pero avivaron la frustración pública y aplastaron el crecimiento económico.

La decisión más reciente podría enviar a un flujo de turistas chinos con dinero a destinos de Asia y Europa faltos de ingresos para el Año Nuevo Lunar, que comienza el 22 de enero. Pero también presenta el peligro de que propaguen el COVID-19 a medida que aumentan las infecciones en China.

China suspendió la emisión de visas a extranjeros y de pasaportes para su propia población al inicio de la pandemia de coronavirus a principios de 2020.

La Administración Nacional de Inmigración de China informó que empezará a procesar las solicitudes para que los turistas puedan viajar al extranjero. Asimismo, reanudará la expedición de autorizaciones para que turistas y hombres de negocios visiten Hong Kong, territorio chino con sus propios controles fronterizos.

La agencia señaló que revisará las solicitudes para visas ordinarias y permisos de residencia. Señaló que el gobierno “reanudará gradualmente” la entrada de visitantes extranjeros y no dio ninguna indicación sobre cuándo se permitirán los viajes turísticos a gran escala desde el extranjero.

Los expertos en salud y los economistas esperan que el gobernante Partido Comunista mantenga las restricciones para viajar a China hasta al menos mediados de 2023 al tiempo que lleva a cabo una campaña para vacunar a millones de ancianos. Los expertos señalaron que es necesario para evitar una crisis de salud pública.

Durante la pandemia, los chinos con emergencias familiares o cuyos viajes de trabajo fueron considerados importantes pudieron obtener pasaportes, pero algunos estudiantes y empresarios con visas para poder viajar a otros países no pudieron salir de la nación. Un puñado de empresarios extranjeros y otras personas pudieron ingresar a China, pero fueron colocados en cuarentena por hasta una semana.

Antes de la pandemia, China era la fuente más grande de turistas para la mayoría de sus vecinos asiáticos y un importante mercado para Europa y Estados Unidos.

El gobierno ha eliminado o reducido la mayoría de las normas de cuarentena, pruebas y de otro tipo dentro de China, uniéndose a Estados Unidos, Japón y otros gobiernos en su intento de convivir con el virus en lugar de erradicar la transmisión.

Japón y la India respondieron al aumento de casos de coronavirus de China requiriendo pruebas del virus para los viajeros que procedan de la nación. Funcionarios estadounidenses, que hablaron bajo condición de anonimato para comentar sobre discusiones internas, dijeron que Washington consideraba tomar medidas similares.

El lunes, el gobierno dijo que eliminaría los requisitos de cuarentena para los viajeros extranjeros, también a partir del 8 de enero. Las compañías extranjeras celebraron la decisión y señalaron que era un paso importante para revivir la actividad empresarial.

Grupos empresariales han advertido que las compañías globales estaban retirando sus inversiones de China debido a que los ejecutivos extranjeros no podían ingresar a la nación.