China planea aumentar la represión en Hong Kong tras más de 50 detenciones

James Pomfret
·2  min de lectura
Hong Kong Chief Executive Carrie Lam attends a news conference in Hong Kong

Por James Pomfret

HONG KONG, 12 ene (Reuters) - El arresto de más de 50 demócratas en Hong Kong la semana pasada supone una intensificación de la campaña de Pekín para reprimir cualquier indicio de que regresa el desafío popular al Gobierno chino, y augura nuevas medidas, según dos personas con conocimiento directo de los planes de China.

Si bien estas fuentes enfatizaron que los planes no están cerrados, las personas dijeron que era posible que las elecciones de Hong Kong, ya pospuestas hasta septiembre por el coronavirus, pudieran sufrir transformaciones que, según una persona, tendrían como objetivo reducir la influencia de los demócratas.

Ambas fuentes, que tienen una amplia experiencia de alto nivel en los asuntos de Hong Kong y representan los intereses de Pekín, hablaron bajo condición de anonimato.

La participación de Pekín fue "sustancial" para impulsar y coordinar iniciativas con el Gobierno de Hong Kong, según dijo una de las fuentes consultadas, un alto cargo chino.

Esta fuente dijo a Reuters que los últimos arrestos eran parte de una ola de acciones en curso para silenciar a los activistas y "asegurarse de que Hong Kong no retroceda a lo que vimos hace 18 meses", cuando las manifestaciones multitudinarias supusieron la revuelta popular más decidida contra los líderes de China desde las protestas de la Plaza de Tiananmen en Pekín en 1989.

China ha sido "demasiado paciente durante demasiado tiempo y necesita arreglar las cosas de una vez por todas", agregó esta fuente, que señaló que se implementarán medidas más duras durante "al menos un año".

Un portavoz de la directora ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, dijo que la introducción de una ley de seguridad nacional en junio pasado había restaurado la estabilidad y reducido la violencia callejera.

"Los derechos y libertades legítimos del pueblo de Hong Kong han sido defendidos y los criminales son llevados ante la justicia a través de nuestro poder judicial independiente", dijo en una respuesta enviada por correo electrónico a Reuters, sin responder preguntas sobre el papel de Pekín.

Las elecciones de Hong Kong están convocadas para el 5 de septiembre y las autoridades están trabajando para garantizar una votación abierta y justa, agregó.

El Gobierno chino no respondió a las solicitudes de comentarios de Reuters.

(Información adicional de Anne Marie Roantree, Jessie Pang y las salas de redacción de Hong Kong y Pekín, edición de Lincoln Feast; traducido por Tomás Cobos).)