China tiene margen para ajustar su política monetaria -banco central

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. La sede del Banco Popular de China, el banco central, en Pekín, China

PEKÍN, 2 sep (Reuters) - China tiene margen para ajustar la política monetaria, ya que las medidas de estímulo para apoyar la economía afectada por la pandemia se han restringido y la inflación al consumidor sigue bajo control, dijo el viernes un portavoz del banco central.

China seguirá mejorando y desplegando sus diversas herramientas de política monetaria para apoyar la economía y mantener una liquidez razonablemente amplia, dijo Ruan Jianhong, portavoz del Banco Popular de China, en un foro de finanzas en Pekín.

"Desde el inicio de la pandemia, China adoptó una política monetaria normal en lugar de un estímulo excesivo, dejando espacio para posteriores ajustes de la política monetaria", dijo Ruan.

La inflación al consumo relativamente estable de China contribuirá a crear condiciones sólidas para los cambios de política monetaria, dijo.

Añadió que China prestará mucha atención a la inflación en el país y en el extranjero, evitará los estímulos excesivos y mantendrá los precios al consumo básicamente estables.

La recuperación de la segunda economía del mundo corre el riesgo de desvanecerse en medio de nuevos brotes de coronavirus y de un sector inmobiliario en dificultades.

Empiezan a aparecer señales de presión sobre los precios al consumo, que durante mucho tiempo han sido benignos en China. El índice de precios al consumo subió en julio un 2,7% con respecto al año anterior, el ritmo más rápido desde julio de 2020, a pesar de que la actividad se ha enfriado.

El Gobierno dijo que publicará los pasos detallados de las medidas de política económica recién anunciadas a principios de septiembre, lo que sugiere la urgencia de los responsables de política monetaria por reactivar la lenta economía, ya que las recientes encuestas sobre la actividad de las fábricas apuntaban a una nueva pérdida de impulso de la economía en agosto.

La semana pasada, China recortó su tipo de interés de referencia para los préstamos y rebajó el de las hipotecas por un margen mayor, mientras Pekín intensificaba sus esfuerzos por reactivar la economía, devastada por la crisis.

(Información de Ellen Zhang, Xu Jing y Kevin Yao; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)