China insta a EEUU a controlar a sus fuerzas de primera línea en los mares cercanos

·2  min de lectura

PEKÍN, 29 abr (Reuters) - El Ministerio de Defensa chino instó el jueves a Estados Unidos a controlar sus fuerzas de primera línea que, según Pekín, se han vuelto más activas en el aire y los mares cercanos al gigante asiático este año.

China ha sostenido con frecuencia que la presencia militar estadounidense en el Mar de la China Meridional, el Mar de la China Oriental y el Estrecho de Taiwán es el principal factor desestabilizador en la región. Washington afirma que tiene libertad de navegación en estas áreas, que China considera su patio trasero geoestratégico.

Desde que el presidente estadounidense Joe Biden asumió el cargo en enero, las operaciones navales estadounidenses en los mares alrededor de China han aumentado un 20%, mientras que la actividad de los aviones de reconocimiento ha crecido en un 40% comparado con el año pasado, dijo el portavoz del Ministerio de Defensa chino, Wu Qian, en una rueda de prensa el jueves.

"Instamos a la parte estadounidense a restringir estrictamente sus fuerzas de primera línea, cumplir con las regulaciones de las Reglas de Comportamiento para la Seguridad de los Encuentros Aéreos y Marítimos y las Regulaciones Internacionales para Prevenir Colisiones en el Mar, y evitar que vuelvan a ocurrir incidentes peligrosos similares", dijo Wu.

Más temprano en el mes, la Marina estadounidense dio el raro paso de publicar una foto en su sitio web principal de un destructor de misiles guiados, el USS Mustin, observando al portaaviones chino Liaoning realizando un ejercicio.

Wu afirmó que el USS Mustin había interferido con el ejercicio chino y amenazó la libertad de navegación de ambos buques y la seguridad de sus tripulaciones.

Según indicó, los barcos de la Marina china lanzaron una advertencia al Mustin para que se alejara y Pekín presentó una queja formal a Washington sobre el asunto.

Biden ha mantenido una postura dura con China heredada del gobierno de Donald Trump. Eso incluye un apoyo más visible a Taiwán, lo que enfurece a Pekín, que considera a la isla como parte de su territorio y ve a Washington como un apoyo a los taiwaneses que buscan la independencia, una línea roja para China.

(Reporte de Yew Lun Tian; editado en español por Carlos Serrano)