China impide la entrada de científicos que investigarán el origen del COVID-19: OMS

Newsweek México
·2  min de lectura

LAS AUTORIDADES chinas han impedido la llegada del equipo de científicos encargado de investigar el origen de la pandemia de COVID-19 en China, dio a conocer el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus quien se dijo “muy decepcionado” con Pekín.

“Hoy nos han informado que los responsables chinos no han terminado las autorizaciones necesarias para la llegada del equipo a China. Estoy muy decepcionado por esta noticia, pues dos miembros ya iniciaron el viaje y otros no pudieron salir en el último momento”, añadió.

También lee: Cambiar la dosificación de la vacuna COVID-19 pondría en riesgo la salud pública: FDA

También dijo que ha estado en contacto con altos funcionarios chinos y afirmó claramente una vez más que la misión era una prioridad para la OMS y el equipo internacional, ya que está “impaciente por lanzar la misión lo más rápido posible”.

Por su parte, el responsable de las situaciones de emergencia sanitaria de la OMS, Michael Ryan, explicó que se trata de una cuestión de visados.

“Esperemos que se trate simplemente de un problema logístico y burocrático que podremos resolver rápidamente”, dijo, en tanto, uno de los expertos tuvo que dar marcha atrás, y otro está a la espera en un tercer país, explicó Michael Ryan.

Te recomendamos: Putin y Merkel conversan sobre posible producción conjunta de vacunas Sputnik V

A un año de la detección de los primeros casos en la región china de Wuhan, son 10 los eminentes científicos escogidos por la OMS, tras un largo proceso de selección, que tienen la misión de investigar en China cómo surgió la pandemia, cuáles fueron los orígenes del virus y cómo se transmitió al ser humano.

Desde que se anunció que el equipo científico haría una investigación en el país oriental, la misión se volvió muy delicada para el gobierno chino, que no quiere que se le adjudique ninguna responsabilidad sobre la epidemia, que ha causado más de 1,8 millones de muertos en el mundo. N