China: detienen a una pasajera por romper la ventana de un avión en pleno vuelo

LA NACION

Lo que era un vuelo tranquilo se transformó en una pesadilla para muchos cuando una pasajerarompió una ventana del avión con el objetivo de abrirla en pleno vuelo. La mujer de 29 años estaba alcoholizada y terminó detenida.

El episodio ocurrió en China donde será acusada de vandalismo por romper la ventana del interior de un Airbus A320, propiedad de la empresa Loong Air. ¿La explicación que dio a la policía? Estaba furiosa por una reciente ruptura de pareja.

Dejó a su nieto en el auto para ir a jugar al casino y murió asfixiado: la condenaron

Sucedió el 25 de mayo durante un vuelo de cabotaje entre las ciudades de Xining y Yancheng. El vuelo transcurría con normalidad. De repente, los gritos y la violencia descontrolada de la mujer terminaron por romper la ventana del lado donde estaba sentada. Las imágenes muestran daños muy visibles dentro del panel interno. Para fortuna de los demás tripulantes, no llegó a quebrar el externo.

Ante la amenaza de riesgo que implicaba para ella y para todos los pasajeros, se le dio aviso al piloto, que decidió desviar el avión de inmediato y aterrizar de manera segura en el Aeropuerto de Zhengzhou Xinzheng.

Antes del hecho, el personal de la aerolínea había intentado calmar a la mujer, pero no pudieron lograrlo. Al aterrizar el avión, fue entregada al Departamento de Seguridad Pública, donde fue arrestada y hasta el momento permanece bajo custodia esperando la resolución de la Justicia. Por este delito podría tener una sentencia de cárcel de entre tres y diez años, según las leyes chinas.

Tras hacerle análisis de sangre, la policía determinó que la mujer dio resultados de 180 mg /100 ml de alcohol en sangre, lo que sentencia que se encontraba bajo los efectos del alcohol. La mujer argumentó que antes del vuelo consumió dos botellas de 250 mililitros de "Baijiu", un tipo de licor chino. Según ella, lo hizo porque le daba miedo hacer el viaje.

Además, también confesó que no recuerda haber golpeado la ventana, ni nada de lo que pasó durante el viaje. El personal de la aerolínea iniciará una acción judicial en su contra, siendo muy probable que ella tenga que pagar por los daños.

Según datos de la página FlightRadar24, el avión permaneció un solo día en el Aeropuerto Internacional Zhengzhou Xinzheng, y después siguió operando con normalidad.