China critica las "graves" afirmaciones de Biden sobre la defensa de Taiwán

·2  min de lectura

China fustigó el lunes las recientes afirmaciones del presidente estadounidense, Joe Biden, según las cuales Estados Unidos defendería Taiwán en caso de intervención china, y las consideró una "grave vulneración" de las promesas diplomáticas de Washington.

"Esto envía una mala señal, grave, (de apoyo) a las fuerzas separatistas de Taiwán", dijo ante la prensa Mao Ning, una portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

En una entrevista el domingo, preguntado sobre si las tropas estadounidenses defenderían a Taiwán, Biden dijo que "sí", en caso de "un ataque sin precedentes".

Un portavoz de la Casa Blanca afirmó después a AFP que la política estadounidense respecto a Taiwán "no había cambiado".

China considera que Taiwán, con 23 millones de personas, es una de sus provincias, que no ha conseguido reunificar con el resto del territorio desde el final de la guerra civil china en 1949. Y Pekín ha asegurado que un día lo conseguirá, aunque sea por la fuerza.

En su entrevista, Biden aseguró que no están "alentando" a la isla a declarar su independencia.

Estas afirmaciones del mandatario estadounidense son "una grave vulneración del compromiso importante de Estados Unidos a no apoyar la independencia de Taiwán", señalo la portavoz Mao Ning.

- "Sincera gratitud" -

En Taiwán,los comentarios de Biden fueron recibidos con satisfacción por el ministerio de Relaciones Exteriores, que expresó su "sincera gratitud".

"Ante la expansión militar y las acciones provocadoras de China, nuestro gobierno continuará reforzando sus capacidades de autodefensa", declaró en un comunicado.

Biden ya había afirmado en mayo que Estados Unidos intervendría militarmente para apoyar a Taiwán en caso de invasión china. Luego dio marcha atrás y dijo que seguía la política "ambigüedad estratégica" --un concepto deliberadamente confuso que no define si Washington intervendría o no militarmente para defender la isla.

Washington rompió las relaciones diplomáticas con Taiwán en 1979, pasando a reconocer a Pekín como único representante de China, que luego se convirtió en un importante socio comercial. Pero al mismo tiempo, Estados Unidos mantuvo un papel decisivo, aunque a veces delicado, en el apoyo a Taiwán.

En estos últimos años, no obstante, Estados Unidos y Taiwán se han acercado, lo que ha provocado que las relaciones entre Washington y Pekín fueran más tensas.

El miércoles, un comité del Senado estadounidense dio el primer paso hacia el cambio de la política actual, al tratar de asignar directamente 4.500 millones de dólares en ayuda militar durante cuatro años para Taiwán, en lugar de limitarse a seguir vendiendo armas a la isla.

A principios de agosto la visita a la isla de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, fue considerado por Pekín como una provocación.

"Estamos dispuestos a hacer los mayores y sinceros esfuerzos para ir hacia una reunificación pacífica", dijo el lunes Mao Mao Ning. Pero "nunca toleraremos ninguna actividad que busque dividir el país, y nos reservamos la opción de tomar todas las medidas necesarias", agregó.

cjc-lxc-ehl/ka/jg/es/mb