China convierte desechos nucleares en vidrio con un horno a 1,100 grados centígrados

·3  min de lectura

CONFORME avanza en su camino rumbo a generar más energía nuclear, China está eliminando desechos nucleares al convertirlos en vidrio. Esta técnica de eliminación se llevó a cabo por primera vez el sábado en instalaciones ubicadas en Guangyuan, en la provincia de Sichuan, suroeste de China, según el medio noticioso estatal The Global Times, que citó a la Administración Estatal de Ciencia de ese país, así como a la Industria para la Defensa Nacional.

En el diario se añade que la técnica, utilizada por primera vez en ese país, constituye un importante paso para la industria nuclear de China.

En ocasiones, la energía nuclear se considera como una fuente de energía limpia debido a que las plantas nucleares no producen gases de efecto invernadero.

Sin embargo, generan desechos nucleares debido a que, aunque el combustible nuclear utilizado ya no es útil para generar energía, sigue emitiendo calor y radiación durante muchos años. El problema es cómo desecharlo.

También lee: Por qué América Latina debe preocuparse por las armas nucleares

El método de eliminación de China se llevó a cabo combinando desechos nucleares líquidos con materiales de vidrio a temperaturas que rondan los 1,100 grados centígrados.

Una vez que se enfrían, los desechos nucleares quedan almacenados dentro del vidrio, lo que evita que se fugue una cantidad peligrosa de radiactividad.

China no es el primer país del mundo en utilizar esta técnica, que se conoce como vitrificación de desechos nucleares. El término ‘vitrificación’ proviene de vitrum, palabra en latín que significa “vidrio”.

Varios países, entre ellos Estados Unidos, Francia y Alemania, han eliminado de esta manera sus desechos nucleares. Por ejemplo, el Reino Unido describe su propio proceso de vitrificación en su sitio web del Inventario de Desechos Radiactivos. El organismo explica que los desechos nucleares líquidos se mezclan con vidrio triturado en un horno, y que el producto fundido se vierte en contenedores de acero inoxidable, cada uno de los cuales puede alojar alrededor de 150 litros de desechos nucleares para un almacenamiento a largo plazo y su posterior eliminación.

No te pierdas: La radiación nuclear me dañó, pero me convertí en atleta de primer nivel

De acuerdo con The Global Times, la mezcla de vidrio y desechos nucleares de China se debe mantener en un sitio de almacenamiento a cientos de metros bajo tierra.

Liu Yongde, ingeniero en jefe de la Autoridad de Energía Atómica de China, indicó al medio noticioso estatal que el método de almacenamiento ayudará a que China alcance su objetivo de lograr una neutralidad de carbono antes de 2060.

La energía nuclear de China genera cada vez más contaminación proveniente de las centrales eléctricas alimentadas con carbón, que generan la gran mayoría de la electricidad del país, de acuerdo con datos de 2018 de la Agencia Internacional de Energía (IEA).

Te interesa: Lecciones nucleares a diez años de la tragedia de Fukushima

La Asociación Nuclear Mundial afirma que China se ha vuelto autosuficiente en gran medida para diseñar y construir sus propios reactores nucleares y que actualmente maneja 51 de ellos, mientras que 18 más están en construcción.

De acuerdo con Forbes, esto coloca a China en el tercer puesto del mundo en relación con la cantidad de reactores funcionales, solo por detrás de Estados Unidos y Francia. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.