China aspira conseguir la inmunidad de grupo en 2022

Associated Press
·2  min de lectura
Un mensajero que lleva un ramo de flores hace una parada para consultar su smartphone delante de un cartel que insta a la población a no viajar al extranjero para ayudar a controlar la propagación del coronavirus, en Beijing, el 9 de marzo de 2021. (AP Foto/Mark Schiefelbein)

BEIJING (AP) — China tiene el objetivo de vacunar a entre el 70 y el 80% de su población contra el coronavirus y conseguir la inmunidad de grupo para mediados de 2022, dijo el sábado el director del Centro para el Control de Enfermedades.

Con cuatro vacunas aprobadas, China inoculará a entre 900 y 1.000 millones de personas, apuntó Gao Fu, el director de la agencia, en una entrevista para el medio estatal CGTN. “Esperamos que China pueda colocarse a la cabeza del mundo en conseguir la inmunidad grupal”, afirmó.

La inmunidad de grupo ocurre cuando un porcentaje significativo de la población se vuelve inmune a un virus, bien a través de la vacunación o de un contagio ya superado, lo que permite frenar la propagación incontrolada de una enfermedad infecciosa como el COVID-19.

Hasta finales de febrero, China aplicó 52,5 millones de dosis de vacunas. Los expertos en salud del gobierno han reconocido que su campaña de vacunación ha avanzado a un ritmo más lento que otras naciones, incluyendo Estados Unidos. China ha exportado casi 10 veces más dosis de las que ha distribuido en su propio territorio.

Aunque las vacunaciones de emergencia en el país se realizan desde al menos el verano pasado, Beijing ha tardado en anunciar sus planes para lograr la inmunidad colectiva.

China ha aprobado cuatro vacunas de fabricación nacional: dos de la farmacéutica estatal Sinopharm, una de Sinovac, y otra de CanSino. Ninguna de ellas hizo públicos los datos de su última fase de ensayos.

China anunció el viernes que dejará de hacer obligatoria una prueba de COVID-19 y un formulario de salud para los extranjeros que soliciten visas para el continente desde Hong Kong si han sido vacunados con una vacuna fabricada en China.

Además de un certificado de vacunación, los ciudadanos no chinos sólo tienen que proporcionar la misma cantidad de papeleo que antes de la pandemia, dijo la oficina en Hong Kong del Ministerio de Relaciones Exteriores. También amplió el grupo de personas que son elegibles para solicitar una visita humanitaria de emergencia, de modo que quienes quieran visitar a familiares también puedan solicitarla.

Todos los demás solicitantes debían seguir los procedimientos de visado existentes. No dijo que la flexibilización de las restricciones se aplicaba a quienes habían recibido vacunas de fabricación no china.

La semana pasada, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China lanzó un certificado de salud de viaje internacional que incluye una prueba de COVID-19 y resultados de anticuerpos séricos, así como vacunación y otra información de salud. No está claro cómo se implementará.