China se arriesga a cometer un error de cálculo con la presión sobre Taiwán, según EEUU

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El secretario de Estado adjunto de Estados Unidos para Asia Oriental, Daniel Kritenbrink, llega a una mesa redonda con corresponsales en Bangkok

Por Ben Blanchard y Martin Quin Pollard

TAIPÉI/PEKÍN, 18 ago (Reuters) - Los esfuerzos de China por coaccionar y socavar a Taiwán corren el riesgo de cometer un error de cálculo y lo más probable es que su campaña de presión continúe, declaró Daniel Kritenbrink, el principal diplomático estadounidense para Asia Oriental.

China, que reclama a Taiwán como su territorio, ha llevado a cabo este mes juegos de guerra y simulacros militares en torno a la isla para mostrar su enfado por la visita a Taipéi de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

En una conferencia telefónica celebrada el miércoles, Kritenbrink, subsecretario de Estado para la Oficina de Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico, dijo que China había utilizado el viaje de Pelosi como excusa para cambiar el statu quo, poniendo en peligro la paz.

"Estas acciones forman parte de una campaña de presión intensificada por parte de la RPC contra Taiwán, que esperamos que siga desarrollándose en las próximas semanas y meses", dijo, refiriéndose al nombre oficial de China, República Popular China.

"El objetivo de esta campaña es claramente intimidar y coaccionar a Taiwán y socavar su resistencia".

Estados Unidos ha sido claro con China en cuanto a que su enfoque hacia Taiwán no ha cambiado, incluyendo el compromiso de Estados Unidos con su política de "una sola China" y el no apoyo a la independencia formal de Taiwán, añadió Kritenbrink.

"Aunque nuestra política no ha cambiado, lo que sí ha cambiado es la creciente coacción de Pekín. Las palabras y acciones de la RPC son profundamente desestabilizadoras. Corren el riesgo de cometer un error de cálculo y amenazan la paz y la estabilidad del estrecho de Taiwán".

Estados Unidos ha transmitido a China en cada conversación que no busca ni provocará una crisis, dijo.

Las líneas de comunicación de Estados Unidos con Pekín siguen abiertas, y Estados Unidos seguirá realizando tránsitos navales rutinarios a través del estrecho de Taiwán, añadió Kritenbrink.

"Seguiremos adoptando medidas tranquilas, pero decididas, para mantener la paz y la estabilidad frente a los continuos esfuerzos de Pekín por socavarla y para apoyar a Taiwán en línea con nuestra política de siempre. Actuaremos con responsabilidad, firmeza y determinación", afirmó.

China nunca ha renunciado al uso de la fuerza para tomar el control de Taiwán.

(Reporte de Ben Blanchard y Martin Pollard; Edición de Shri Navaratnam y Gerry Doyle, traducido por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)