China, en alerta roja en medio de una ola de calor extremo

·2  min de lectura

Mientras la provincia china de Xinjiang sufre olas de calor extremo, las autoridades advirtieron el sábado de los riesgos que se avecinan. El calor ha acelerado el ritmo de deshielo de los glaciares, lo que supone -entre otras consecuencias- un grave problema para la agricultura.

Desde junio, China experimenta un calor extremo, con temperaturas estacionales muy superiores a las normales.

La Oficina Meteorológica Provincial de Xinjiang renovó el sábado su alerta roja -la más alta del sistema de alerta- prediciendo que las temperaturas en las ciudades de Kashgar, Hotan, Aksu y Bazhou podrían superar los 40 grados centígrados en las próximas 24 horas.

"Las continuas altas temperaturas han acelerado el deshielo de los glaciares en las zonas montañosas y han provocado desastres naturales como inundaciones repentinas, deslizamientos de tierra y desprendimientos en muchos lugares", declaró a los medios estatales Chen Chunyan, jefa del Observatorio Meteorológico de Xinjiang.

Consecuencias para la agricultura

Pero la provincia de Xinjiang no es la única que sufre la ola de calor. En todo el país, 84 ciudades han emitido alertas rojas por temperaturas superiores a 40 grados.

El 13 de julio, en Shanghai, el mercurio subió a 40,9°C a la sombra, y ese mismo día en Chongqing, en el centro del país, alcanzó los 41,3°C.

El incremento de las temperaturas, acompañado de la sequía en algunas provincias del norte, podría afectar también a la producción agrícola en otras regiones áridas como Mongolia Interior, Ningxia y Hebei, advirtió el centro de observación meteorológica. Los cultivos de trigo, soja, maíz y pastos están en peligro.

Además del peligro para la agricultura, la ola de calor está provocando un mayor consumo de energía, hasta el punto de que las autoridades de varias provincias han tomado medidas de racionamiento para preservar la red eléctrica.

Tradicionalmente, el verano en China está marcado por el "sanfu", tres periodos de unos diez días marcados por las altas temperaturas y la elevada humedad entre mediados de julio y mediados de agosto.

Pero este año, se espera que el calor dure más tiempo, hasta el 24 de agosto, según la administración meteorológica.

Para algunos meteorólogos, no hay duda de que esto se debe al cambio climático. En el otoño de 2021, la escasez de energía había interrumpido la producción industrial china. Desde entonces, China ha respondido aumentando su producción de carbón.

Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.