China ahonda en intentos de controlar infraestructuras e industrias clave de Occidente: OTAN

BRUSELAS, 21 nov (Reuters) - Los países occidentales deben cuidarse de no volverse más dependientes de China al dejar el suministro energético ruso por la guerra de Moscú contra Kiev, advirtió el lunes el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg.

"Vemos más esfuerzos chinos por controlar nuestras infraestructuras críticas, cadenas de abastecimiento y sectores industriales clave", dijo en una visita a España.

Stoltenberg instó a los aliados a fortalecer la resistencia de sus sociedades e infraestructuras.

"Los minerales chinos de tierras raras están presentes en todas partes, incluso en nuestros teléfonos, nuestros autos y nuestros equipos militares", dijo. "No podemos dar a los regímenes autoritarios ninguna oportunidad de explotar nuestras vulnerabilidades y socavarnos".

En su nuevo marco estratégico acordado en junio, la OTAN describió a China como un reto a los "intereses, la seguridad y los valores" de la alianza, y como una potencia económica y militar que sigue siendo "opaca en cuanto a su estrategia, sus intenciones y su crecimiento militar".

El documento refleja un cambio de paradigma. La estrategia anterior de la OTAN, de 2010, ni siquiera mencionaba a Pekín, que entonces se consideraba principalmente un socio comercial benigno y una centro de manufacturas para Occidente.

(Reporte de Sabine Siebold y Marine Strauss; Editado en español por Javier López de Lérida)