China acusa a Japón de “hacerse el sordo y tonto” con su plan de liberar agua radioactiva al océano

Julia Marnin / Newsweek
·3  min de lectura

CHINA acusó a funcionarios japoneses de “hacerse sordos y tontos” por su plan de liberar agua radioactiva de su planta dañada de energía nuclear en Fukushima, en el océano Pacífico, los siguientes dos años.

De acuerdo con la Associated Press, durante una conferencia de prensa, Zhao Lijian, portavoz del Ministerio del Exterior chino, ridiculizó la decisión de Japón para supuestamente ahorrar dinero, la llamó “responsable en extremo” y dijo que Japón debería escuchar las protestas mundiales por el agua “tremendamente peligrosa”.

“Ciertos funcionarios japoneses se han hecho los sordos y tontos. Entonces, ¿por qué están tan enojados por esta imagen?”, expresó Zhao. “El lado japonés debería reconocer su responsabilidad, cumplir con sus obligaciones internacionales y retractarse de su decisión errónea”.

Ya se esperaba la decisión de Japón de liberar el agua radioactiva en el océano, pero fue retrasada por las protestas y preocupaciones por la seguridad, según la AP. Pescadores, residentes japoneses y países vecinos se oponen fuertemente a liberar el agua dañina.

También lee: Japón verterá al mar más de un millón de toneladas de agua procedente de la central nuclear de Fukushima

En 2011, un terremoto y tsunami golpearon a Japón y dañaron la planta de energía en Fukushima. Desde entonces se ha usado agua para enfriar el combustible fundido. Sin embargo, el área de almacenamiento del agua se derramará para 2022, lo cual llevó a los funcionarios japoneses a tomar su decisión controvertida de liberarla en el océano.

“Desde el momento de la descarga el agua contaminada afectará a todos los países con costas en el Pacífico por décadas, y los materiales radioactivos dañarán el medioambiente marino mundial por varios miles de años”, dijo Zhao.

Zhao también rechazó las quejas japonesas por un tuit que él envió con anterioridad, en el cual criticó la decisión de Japón con una imagen de una famosa impresión japonesa de una ola gigante, comentando que Japón era hipócrita al no permitirles a otros criticarlo cuando se ha negado a considerar las preocupaciones de sus vecinos.

También, este miércoles Japón dijo que sus militares han aumentado los niveles de precaución alrededor de las islas deshabitadas en el mar de la China Oriental bajo su control, pero las cuales también son reclamadas por Pekín, después de que seis buques de guerra chinos pasaron cerca del área y un helicóptero de reconocimiento voló hacia allá.

No te pierdas: El noreste de Japón enseña al mundo cómo renacer de las cenizas tras un terremoto

Katsunobu Kato, secretario en jefe del gabinete, les dijo a los reporteros que la Fuerza Marítima de Autodefensa confirmó que una flota china de seis buques de guerra, encabezada por el portaaviones Liaoning y que incluía destructores con misiles guiados y una fragata, navegó hacia el norte, entre Okinawa y la isla cercana de Miyako, para entrar en el mar de la China Oriental.

El martes, la armada japonesa ubicó a un helicóptero chino que despegó del Liaoning y voló dentro de 50 a 100 kilómetros de las islas, obligando a despegar jets cazas de la Fuerza Aérea de Autodefensa, comentó Kato.

Las islas, llamadas Senkaku en Japón y Diaoyu en China, también son reclamadas por Taiwán. Aun cuando las relaciones han sido relativamente tranquilas en fechas recientes, muchos chinos albergan resentimientos profundos por la antigua invasión y ocupación de China por parte de Japón, y esperan que su gobierno asuma una postura dura con Tokio.

Te interesa: Crece la tensión entre barcos chinos y japoneses en el Mar de China

No hubo una violación del espacio aéreo o aguas territoriales japonesas, comentó Kato.

Es la segunda vez este mes que se vio a la flota pasar por el área mientras viaja entre el océano Pacífico y el mar de la China Oriental, según los reportes japoneses. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek