China se acerca cada vez más a Rusia en los debates de la ONU sobre Ucrania

Naciones Unidas, 13 ene (EFE).- China demostró este viernes, en el primer debate del año en el Consejo de Seguridad dedicado a Ucrania, que su postura coincide cada vez más con la de Rusia, pese a que el embajador chino ante la ONU, Zhang Jung, la defininó como "objetiva e imparcial".

En el debate de hoy, cuya mera celebración fue puesta en entredicho por el embajador ruso, volvieron a ponerse de manifiesto las posturas irreconciliables de Rusia, por una parte, y los países occidentales por otra.

China, que desde el comienzo de la invasión de Ucrania el pasado febrero ha pretendido mantener una relativa equidistancia, hizo hoy una exposición de argumentos que coinciden, con leves variaciones, con los del gobierno de Moscú.

Empezó el embajador Jung afirmando que la guerra es "resultado de antiguos desequilibrios de seguridad en Europa", y que esos desequilibrios necesitan "una solución política".

Sin embargo -advirtió-, ni la política de sanciones ni la provisión de armas a los combatientes van en la buena dirección, pues "van a poner las cosas más difíciles", palabras que suponían una crítica apenas velada a las políticas elegidas por los países europeos y Estados Unidos para apoyar a Ucrania.

Jung añadió que la tregua de 36 horas decretada por Vladimir Putin durante la pasada Navidad ortodoxa -rechazada sin ambages por Ucrania- era el buen camino a seguir, y abogó por medidas similares, a ser posible más largas.

El último argumento que el embajador expresó para demostrar su apoyo a Moscú fue pedir que, dentro de la aplicación de los Acuerdos del Mar Negro, "se levanten los obstáculos para las exportaciones rusas" de amoniaco y fertilizantes, que según Rusia están demostrando que esos acuerdos se están aplicando de manera parcial en favor solo de Ucrania.

(c) Agencia EFE