Chilenos decidirán si aprueban o rechazan una nueva constitución

·3  min de lectura
La campaña para el plebiscito constitucional del domingo en Chile cerró con manifestaciones

Por Fabián Andrés Cambero

SANTIAGO, 2 sep (Reuters) - ¿Aprueba usted el texto de Nueva Constitución propuesto por la Convención Constitucional? Esa será la pregunta que los chilenos tendrán que responder el domingo en la urnas para culminar un proceso que ha estado salpicado de controversias.

Pero, independientemente del resultado, la discusión no llegaría a su fin ya que existen acuerdos políticos para "mejorar" la propuesta en caso de ganar el 'Apruebo' o modificar la actual o iniciar una nueva redacción en caso de imponerse el 'Rechazo'.

¿QUÉ OCURRIÓ?

Tras el estallido social que sacudió al mayor productor mundial de cobre a fines de 2019, se firmó un acuerdo político para habilitar un inédito proceso de redacción de una nueva carta magna que sustituirá a la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

Casi un 80% de los votantes respaldó el cambio y que se eligiera a una asamblea especialmente para redactar el texto, tarea que tomó un año. La asamblea estuvo dominada por independientes e izquierdistas.

Sin embargo, polémicas con los redactores y propuestas controversiales, muchas de las cuales no llegaron al texto final, mermaron el apoyo hacia la Convención Constitucional.

¿QUIÉN APOYA Y QUIÉN RECHAZA?

Sectores de izquierda, incluyendo los integrantes del gobierno del presidente progresista Gabriel Boric, están a favor del texto, mientras que la oposición de centroderecha se opone. Sin embargo, la centroizquierda que gobernó mayormente al país desde el retorno a la democracia se ha visto dividida en torno a la iniciativa.

LO BUENO Y LO MALO

Los simpatizantes de la propuesta relevan una mejora en los derechos de las personas en temas como vivienda, educación y salud, mientras que los detractores ponen énfasis en los eventuales riesgos que traería a la economía, además de cuestionar cambios al sistema político vigente.

¿QUÉ DICEN LAS ENCUESTAS?

La legislación chilena prohíbe la divulgación de encuestas 15 días antes de la votación, pero los últimos sondeos publicados antes de ese plazo mostraron una mayor intención de rechazar la propuesta, con al menos ocho puntos de ventaja.

¿CÓMO SERÁ LA VOTACIÓN?

Más de 15 millones de personas, entre chilenos y residentes, están habilitados para sufragar el domingo. Pese a que en Chile el voto es voluntario, el acuerdo que dio origen al proceso constitucional estableció voto obligatorio para este plebiscito.

La autoridad electoral aplicó un proceso de reorganización para que las personas votaran en locales de votación más cercanos a su vivienda. Además se aumentó en un 10% los locales a más de 3.000 a lo largo del territorio.

Las urnas abren a las 08.00 hora local (1200 GMT) y cierran a las 18.00, a menos que haya electores todavía en la fila.

¿QUÉ PASA SI SE APRUEBA?

La coalición oficialista firmó un pacto para reformar el texto y "aclarar" algunos puntos cuestionados, como asegurar la propiedad de viviendas o mantener el componente de capitalización individual en el sistema de pensiones. Hacia adelante vendría el ajuste de toda la legislación para adaptarse al nuevo texto de acuerdo a las disposiciones transitorias.

¿QUÉ PASA SI SE RECHAZA?

Boric ha dicho que de rechazarse el texto debe iniciarse un nuevo proceso constitucional para cumplir con la voluntad popular expresada en el referendo de fines de 2020.

Otros sectores políticos apuntan a que se puede realizar una reforma a la carta magna vigente usando los ajustes de quórum que han sido aprobados recientemente para facilitar su eventual modificación.

(Reporte de Fabián Andrés Cambero, editado por Natalia Ramos)