Chile suma otros 1.597 contagios y 42 nuevos fallecidos por la covid-19

Agencia EFE
·2  min de lectura

Santiago de Chile, 14 nov (EFE).- Chile registró en las últimas 24 horas 1.597 nuevos contagios por coronavirus, lo que eleva este domingo la cifra de infectados totales a 531.273 desde que se contabilizó el primer caso el pasado marzo, al tiempo que sumaron 42 nuevas muertes alcanzando un total de 14.819 decesos.

Actualmente, hay además 721 personas en cuidados intensivos, de las cuales 82 están en estado crítico.

Desde la llegada del virus al país, las autoridades optaron por una estrategia de testeo masivo para evitar la propagación del virus que les ha llevado a hacer más de 4,8 millones de pruebas en total, 40.814 de las cuales se realizaron en la última jornada.

Desde hace meses Chile vive una situación epidemiológica favorable con tasas de positividad en las pruebas PCR por debajo del 5 %, con el número de casos nuevos diarios en torno a 1.500 y con menos de un 40 % de ocupación de camas en unidades de cuidados intensivos.

Pese a la situación de mejoría generalizada, hay algunos focos del virus en varias zonas del país como las regiones sureñas de Los Lagos, Araucanía y Aysén -que mantienen las mayores tasas de contagio por número de habitantes-, y algunas ciudades del norte, donde rigen mayores restricciones y confinamientos puntuales.

El país comenzó un proceso de apertura gradual y un plan de desconfinamiento con cinco etapas para ir evolucionando del encierro hacia la normalidad, y que se aplica por sectores en función de la epidemiología del virus.

En el marco de este plan, el 97 % de los ciudadanos de la Región Metropolitana, que con 7 millones de habitantes ha sido uno de los principales focos de la pandemia en el país, ya dejó atrás la etapa de cuarentena total y la tasa de positividad fue del 2 % en la última jornada.

Las buenas cifras llevaron a las autoridades a anunciar en las últimas semanas nuevas medidas de apertura gradual como la ampliación del horario del toque de queda y un plan para regular paulatinamente la apertura de fronteras, que llevan cerradas desde hace nueve meses.

A partir del próximo 23 de noviembre y tras ocho meses sin recibir turistas, Chile permitirá la entrada de extranjeros de cualquier nacionalidad, una medida muy esperada por el afectado sector turístico y hotelero, que ha registrado pérdidas económicas millonarias.

El país se encuentra bajo estado de excepción por catástrofe y con toque de queda hasta mediados de diciembre y está posicionado entre los 20 países con más contagios del mundo, según la Universidad Johns Hopkins.

(c) Agencia EFE