Chile removerá la estatua del epicentro de las protestas para restaurarla

Agencia EFE
·3  min de lectura

Santiago de Chile, 10 mar (EFE).- El Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) de Chile decidió este miércoles remover de forma temporal la estatua del general Manuel Baquedano, ubicada en la plaza que lleva su nombre en la capital y que es el epicentro de las protestas, para restaurarla tras los ataques que ha recibido.

"Considerando el deber de protección de los monumentos nacionales que recae sobre la CMN, a los antecedentes recabados en las visitas técnicas realizadas y los incidentes que afectaron al monumento público en los últimos días, el CMN acuerda el retiro temporal de la escultura ecuestre como una medida preventiva y a fin de realizar trabajos de conservación y restauración integral", informó el organismo a la prensa.

La CMN tomó la decisión por mayoría de sus integrantes y fundamentó la medida en el "riesgo estructural que presenta la escultura, que podría poner en riesgo a las personas".

La estatua, construida en bronce y que preside la plaza desde 1928, rinde honores a Manuel Baquedano González (1826-1897), militar y político chileno, que fue presidente provisional del país entre el 29 y el 31 de agosto de 1891 y comandante en jefe del Ejército durante la Guerra del Pacífico (1879-1884), que enfrentó a Chile contra Bolivia y Perú.

En la base del monumento yacen los restos del "Soldado Desconocido de la Patria", encontrado en el campo de batalla.

ATAQUES AL MONUMENTO

Desde el comienzo del estallido social en el país, el 18 de octubre de 2019, la talla ha sido usada por los manifestantes como lienzo para plasmar con pinturas y grafitis diversos reclamos, llegando a incluso a ser pintada por completo de rojo a finales de octubre de 2020.

Este suceso originó ya entonces una polémica en el país entre quienes quieren que el monumento se traslade y quienes abogan por mantenerlo donde está, que se agudizó el pasado viernes cuando un grupo de manifestantes colocó neumáticos en la base del monumento y los incendiaron, cubriendo la estatua de llamas.

A raíz de este incidente, el Ejército emitió un comunicado en el que calificó el hecho como un "deleznable atentado" llamó "cobardes desadaptados" y "antichilenos" a quienes lo cometieron.

"Los antisociales que continuamente agreden esta figura ignoran que a sus pies reposa la tumba de un soldado chileno (...) que representa a miles de compatriotas que murieron anónimamente por la patria", rezaba el comunicado del cuerpo castrense, en el que se pedía además que el monumento se trasladase a otro lugar para protegerlo.

Durante la marcha del pasado 8 de marzo por el Día de la Mujer, la estatua sufrió un nuevo ataque y un grupo de hombres encapuchados trató de derribarla.

La ola de protestas en Chile contra la desigualdad y en reclamo de reformas socioeconómicas dejó una treintena de muertos y miles de heridos, además de señalamientos por violaciones a los derechos humanos hacia las fuerzas de seguridad.

Con el fin de descomprimir las movilizaciones callejeras, los partidos políticos acordaron la celebración de un plebiscito sobre una nueva Constitución, que tuvo lugar el pasado 25 de octubre y en el que casi un 80 % de la población aprobó cambiar la Carta Magna heredada de Pinochet.

(c) Agencia EFE