Chile relaja restricciones sanitarias por baja en casos COVID-19 pero insta mantener cuidados

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Una atleta chilena muestra una tarjeta de registro de vacunación en la que se lee "me vacuno" tras recibir la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19).

SANTIAGO, 8 jul (Reuters) - Las autoridades chilenas anunciaron el jueves que relajarán las restricciones sanitarias implantadas en el país para combatir la pandemia de coronavirus, en medio de una disminución de los contagios, pero llamaron a la población a mantener las medidas de prevención.

El ajuste en el plan llamado "Paso a paso", que regirá desde el 15 de julio, aparece en momentos en que el país sudamericano ha avanzado en un rápido y masivo programa de vacunación, que ya ha alcanzado con al menos una dosis a más de 13 de los 19 millones de habitantes.

"El objetivo de este Nuevo Plan Paso a Paso es adecuarlo a las nuevas realidades y compatibilizar mejor la protección de la salud y la vida con mayores niveles de libertad y movilidad de las personas y mayores oportunidades de operación y desarrollo para las instituciones y emprendimientos", dijo el presidente Sebastián Piñera en un discurso.

Tras un ola de contagios después de las vacaciones del verano austral, que obligó a confinar a buena parte del país, la situación sanitaria ha mostrado una mejoría en las últimas cuatro semanas, con la reducción de un 60% en el número de casos diarios, dijo el gobernante.

Sin embargo, las autoridades dijeron que se mantendrá el uso obligatorio de mascarillas y el distanciamiento físico tal como hasta la fecha.

Las medidas revisadas flexibilizan el funcionamiento de locales comerciales, incluyendo restaurantes, gimnasios, cines y otras actividades restringidas, privilegiando a las personas que hayan completado su proceso de vacunación.

También se permitirá la apertura de colegios con asistencia voluntaria incluso en localidades bajo cuarentena.

Las autoridades afirmaron que fortalecerán el control de las fronteras, que permanecen cerradas a los extranjeros, mientras existe el temor por la propagación local de la variante Delta del virus.

Adicionalmente, el plan también reduce la duración del toque de queda vigente para aplicarlo de acuerdo a la evolución que tengan las regiones.

Las autoridades dijeron que los ajustes buscan incentivar los niveles de inoculación en el país, que están más rezagados en los rangos de personas de menor edad.

Por otra parte, Piñera dijo que el país ya tiene aseguradas las vacunas necesarias para una eventual tercera dosis, de ser requerida, gracias a negociaciones y acuerdos con Pfizer, Sinovac, Moderna y Sputnik.

(Reporte de Fabián Andrés Cambero, editado por Gabriela Donoso)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.