Coronavac es menos eficaz ante las variantes lambda, gamma y alpha, según un estudio

·2  min de lectura

Santiago de Chile, 2 jul (EFE).- La vacuna Coronavac, del laboratorio chino Sinovac, es menos efectiva ante la variante andina o lambda, una de las cepas predominantes en varios países de Latinoamérica, y ante la gamma y la alpha, según un estudio de la Universidad de Chile difundido este viernes.

La investigación apunta a que la variante lambda -nombre que otorgó la Organización Mundial de la Salud a la andina o C.37-, es la que más reduce la capacidad neutralizante de los anticuerpos generados por Coronavac, disminuyendo su efectividad 3,05 veces.

El virólogo que encabezó el estudio, Ricardo Soto, explicó a Efe que la mayor parte de las vacunas contra la covid-19 fueron diseñadas con la referencia del linaje ancestral", es decir, el virus original que partió de Wuhan, y su respuesta "no está garantizada" con las nuevas variantes.

Asimismo, apunta a que también se redujo en 2,33 veces la efectividad de esta vacuna contra la variante gamma (coloquialmente variante brasileña) y disminuyó 2,03 veces su utilidad contra la alfa (conocida como la británica).

"Si a nuestro organismo se le presenta un virus cambiado, es altamente probable que no todos los anticuerpos neutralizantes que hemos generados gracias a las vacunas puedan combatirlo", relató el académico.

Cuando el SARS-CoV-2 muta, cambia su proteína espiga, agregó, y en ocasiones, "las nuevas características de esta proteína confieren al virus el poder de escapar de los anticuerpos".

El estudio, publicado en la plataforma de divulgación científica medRxiv, se realizó en 75 pacientes vacunados con las dos dosis del laboratorio Sinovac en Chile y no contempló la variante delta, que ya circula en al menos 92 países por ser la de mayor contagiosidad.

Según el Instituto de Salud Pública (ISP) de Chile las variantes que predominan en el país son la andina y la gamma (brasileña), esta última considerada "de preocupación" por la OMS, junto con la alpha (británica), beta (sudafricana) y delta (india).

"Esto podría explicar por qué hay gente vacunada con dos dosis de Sinovac -la que mayoritariamente se ha puesto en Chile- que está en estado grave por la covid-19 o que ha fallecido, algo que habría que corroborar", concluyó el experto.

Chile vive desde marzo una ola de contagios que puso contra las cuerdas al sistema sanitario y pese, a que el país ha desplegado uno de los procesos de vacunación más rápidos del mundo, las unidades de cuidados intensivos siguen con una ocupación superior al 90 %.

Más del 80 % de la población objetivo ha recibido una dosis y un 71 % ya obtuvo las dos inyecciones, en su mayoría de Sinovac pero también de Pzifer, CanSino y AstraZeneca.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.