Chile registró en 2020 un aumento del 14,7 % en casos de abusos contra la comunidad LGBTI

Agencia EFE
·3  min de lectura

Santiago de Chile, 17 mar (EFE).- La homofobia y la transfobia están disparadas en Chile, donde en 2020 se registraron 1.266 casos de abusos contra la comunidad LGBTI, lo que supone un aumento del 14,7 % con respecto al año anterior y es la cifra más alta desde que se tienen registros, denunciaron este miércoles activistas.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), una de las asociaciones más poderosas a favor del colectivo LGBTI, aseguró en su XIX Informe Anual de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual y de Género que los abusos llevan creciendo desde 2018, pero que el año pasado hubo un grave aumento de asesinatos y golpizas.

"El incremento ya no solo se relaciona con que las víctimas denuncian más y están más empoderadas, sino también porque hay un aumento de la discriminación, en particular cuando se registran avances pro-derechos LGBTI contra los que los opositores a la igualdad se movilizan con fuerza, violencia y sistematicidad", denunció el documento.

En 2020, hubo 6 asesinatos, 132 agresiones físicas o verbales perpetradas por civiles, 16 abusos policiales, 110 casos de discriminación laboral y 33 de tipo educacional y 379 episodios de marginación institucional, entre otros.

Del total de abusos conocidos en 2020, el 26 % afectó a gays, el 15 % a lesbianas y el 11 % a trans (76 mujeres y 59 hombres), mientras que el 48 % perjudicó al colectivo como conjunto.

En comparación a 2019, la discriminación a gays aumentó un 78,4 %, a trans un 46,8 % y a lesbianas un 8,2 %, de acuerdo al informe.

En cuanto a la distribución geográfica, la mayor concentración se registró de nuevo en Valparaíso (costa central), con el 38,4 % del total nacional, seguida por la región Metropolitana, a la que pertenece la capital (23,9 %), y de la sureña Biobío (3 %).

GRAN CAMINO POR DELANTE

"El Gobierno fue débil en materia de condena pública a las violaciones a los derechos humanos de las personas LGBTI, se negó a implementar políticas públicas focalizadas en el contexto del covid-19, fue indiferente a los abusos homofóbicos al interior de la Armada e hizo un permanente lobby en el Congreso Nacional para boicotear la igualdad legal", lamentó el Movilh.

Si bien Chile ha avanzado en los últimos tiempos en la lucha a favor de los derechos del colectivo, como el paso "histórico" que dio el Ejército el pasado diciembre al aceptar por primera vez en sus filas a una persona trans, aún queda mucho camino por recorrer, según los activistas.

En 2019 se promulgó en el país la Ley de Identidad de Género, que establece como un derecho el reconocimiento de las personas con una identidad de género diversa, mientras que todavía están en discusión en el Parlamento la ley de adopción homoparental y el matrimonio igualitario.

El matrimonio entre personas del mismo sexo se ha convertido en los últimos años en una de las mayores luchas de los colectivos LGTBI en Chile, donde los homosexuales pueden unirse bajo la figura legal de "unión civil", pero no pueden casarse.

El Movilh lleva años denunciado también que la ley actual contra la discriminación, promulgada en 2012 y conocida como Ley Zamudio -por el asesinato del joven homosexual Daniel Zamudio a manos de un grupo neonazi-, es insuficiente y necesita enmendarse, algo que está siendo valorado por el Parlamento.

Según la organización, la regulación actual desincentiva la denuncia de este tipo de agresiones porque impone la obligación a las víctimas de tener que demostrar que fueron objetos de la agresión, algo que en ocasiones no es viable para los afectados.

Además, buscan considerar como discriminatorios todos los delitos con presencia de elementos homofóbicos, aunque el motor inicial del ataque haya sido de otra índole, algo que no contempla la ley actual.

(c) Agencia EFE