Chile: protestan con león muerto frente a sede de gobierno

CHILE-LEÓN PROTESTA (AP)
Chile: protestan con león muerto frente a sede de gobierno. (Foto: AP)

Los alrededores del Palacio de La Moneda, la sede de gobierno de Chile, han sido escenario de centenares de protestas, pero la ocurrida el viernes fue inédita: los dueños de un zoológico colocaron a metros de una de sus puertas a un león muerto, de cuyo deceso responsabilizan a un organismo gubernamental que obligó a sedarlo.

A un costado de Zeus, de 14 años, se desplegó un letrero en el que se leía: "El gobierno mata animales. No más pitutos (trabajos ocasionales) en el SAG” en referencia al Servicio Agrícola y Ganadero que es el responsable del desarrollo de la agricultura y la ganadería en el país.

César Chanampa Armijo, dueño del zoológico de Los Ángeles, 530 kilómetros al sur de la capital chilena, aseguró a la prensa que Zeus murió la víspera luego de que el SAG los obligó a anestesiarlo para leer el microchip de identificación del animal.

“El SAG nos obligó a anestesiar y capturar a todos nuestros animales para hacerles una lectura de chip. Nosotros, a través de certificados médicos, le dijimos al SAG el riesgo de anestesiar a los animales, igual que a los seres humanos... Hasta ayer alcanzamos a sedar seis animales y uno falleció”, declaró.

En un comunicado el SAG señaló que la sedación de animales es un procedimiento común que se hace para desarrollar un proceso de revisión seguro. “Queremos enfatizar que dicho procedimiento fue realizado por equipo del propio zoológico, como lo establece el protocolo”. Zeus murió durante la sedación.

El organismo estatal criticó que Zeus hubiese sido expuesto porque “atenta contra la dignidad animal” y que estudiará posibles acciones legales contra el zoológico.

La policía cubrió al animal con una frazada e interrumpió el tránsito vehicular por una arteria que pasa por un costado de la sede de gobierno. Más tarde Zeus fue retirado del lugar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Los lobos árticos del Zoológico de Viena aprovechan la ola de frío