Chile da el pistoletazo de salida a la temporada de esquí adaptada a la pandemia

Santiago de Chile, 1 jul (EFE).- Con aforos reducidos, mascarilla y distancia de seguridad se dio este jueves el pistoletazo de salida a la temporada de esquí en Chile, una de las actividades turísticas estrella en el país, que vive su segundo año tratando de adaptarse a la pandemia tras las pérdidas millonarias de 2020.

Algunas pistas ya abrieron y otras ultiman sus protocolos sanitarios con el objetivo de evitar la propagación de la covid-19, que lleva tres meses disparada en Chile, y para tratar de remontar este sector, que en condiciones normales representa el 10 % del turismo nacional y genera unos 200 millones de dólares anuales.

Para el gerente de la Asociación de Centros de Ski de Chile (Aceski), Francisco Sotomayor, va a ser "muy difícil" volver a la normalidad, pero la pronta toma de medidas podría servir para "revertir la merma del año 2020", donde se redujo la actividad en un 91 %.

"Esperamos entre 600.000 a 700.000 visitas, en lugar del millón que tuvimos en 2019. La gente tiene ansia de salir de su casa después de las cuarentenas y ganas de hacer deporte al aire libre", señaló a Efe.

Pese a las buenas condiciones climatológicas que se dieron en 2020, con niveles de nieve no vistos en décadas, el esquí vivió uno de sus peores años debido a la pandemia, que obligó a mantener cerrados los centros hasta agosto, casi la mitad de la temporada, y supuso una caída de los ingresos de más de 100 millones de dólares.

Este año, según datos de la Dirección Meteorológica de Chile, los pronósticos de nevadas no son tan buenos como los de año pasado, pero serán similares a los del 2019, agregó Sotomayor.

NUEVAS MEDIDAS Y AFOROS

Por el momento, estarán activos al menos 12 de los 19 centros de esquí del país, aunque solo operarán de lunes a viernes puesto que todavía rigen cuarentenas en la mayor parte del país los fines de semana, y muchos han optado mantener cerrados sus restaurantes y hoteles por el momento.

"Que podamos tener un poco más de libertad y poder venir a esquiar nos viene genial para la salud mental, en especial para los niños", afirmó a Efe Jesús Contreras, un visitante de Valle Nevado, uno de los centros recreativos más emblemáticos de la capital.

Esta estación requerirá este año hacer una inscripción previa para así garantizar la trazabilidad del virus, comenzará recibiendo 1.500 visitantes al día e irá ampliando su aforo hasta un máximo del 30 %, al igual que la mayor parte de establecimientos.

"Estamos muy entusiasmados, hemos tenido una muy buena apertura y esperamos que la gente, que ya está más acostumbrada a las restricciones, venga a disfrutar al aire libre", comentó a Efe Dominique Rudloff, gerente comercial y de marketing de Valle Nevado.

SUPLIR A LOS TURISTAS EXTRANJEROS

El principal desafío para salvar la temporada, según los expertos, es lograr subsanar la falta de turistas internacionales, que en condiciones normales, representan un 40 % de las visitas totales a los centros de esquí.

En abril, Chile blindó sus fronteras por un brote de covid-19 que puso contra las cuerdas al sistema hospitalario, una medida que provocó una caída del -92,6 % en los ingresos de extranjeros con fines turísticos entre enero y mayo de 2021, según datos de la Subsecretaría de Turismo.

"Esperamos que la situación fronteriza se vaya normalizando de cara a agosto. No estamos dando por perdido el ingreso de extranjeros por la rápida inmunización", añadió Sotomayor.

A pesar de que el 60 % de la población objetivo ya ha recibido las dos dosis de la vacuna, la incertidumbre sobre la extensión del cierre de fronteras sigue siendo alta debido a la aparición en una semana de dos casos de la variante Delta en el país, la de mayor contagiosidad.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.