Chile lamenta ausencia de Nicaragua en Cumbre para hablar de "presos políticos"

·2  min de lectura

El presidente de Chile, Gabriel Boric, manifestó el viernes su desagrado por la exclusión de países como Nicaragua de la Cumbre de las Américas de Los Ángeles, lo que impidió discutir la liberación de los "presos políticos" del gobierno de Daniel Ortega.

"Es importante que cuando estemos en desacuerdo nos lo podamos decir a la cara. La exclusión solo fomenta el aislamiento y no da resultados, como históricamente hemos aprendido", dijo el izquierdista Boric durante su discurso en la plenaria de la cita continental.

"Aquí debiéramos estar todos y no estamos todos. No me gusta la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua", agregó. El anfitrión Estados Unidos excluyó a estos tres gobiernos, bajo el argumento de que no respetan la democracia.

"Seria distinto sostener en un foro como este, con todos los países presentes, incluso aquellos que decidieron restarse, la urgente necesidad de la liberación de los presos políticos de Nicaragua o también la importancia moral y práctica de terminar de una vez por todas con el injusto e inaceptable bloqueo de Estados Unidos al pueblo de Cuba", dijo el gobernante chileno.

Daniel Ortega, un exguerrillero de 76 años, obtuvo en noviembre su cuarto mandato consecutivo desde 2007, en unas elecciones donde la mayoría de sus opositores y rivales estaban presos o exiliados. La organización Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas en Nicaragua contabiliza 182 presos políticos en Nicaragua.

El presidente los acusa de complotar para derrocarlo con el apoyo de Washington. Opositores y la comunidad internacional consideran que son maniobras para permanecer en el poder.

Durante la semana, algunas organizaciones de exiliados nicaragüenses reclamaron por que el tema no se abordó en la Cumbre.

"Nos sentimos como doblemente torturados", dijo Óscar González, de la Unidad Médica Nicaragüense (UNM), conformada por profesionales de la salud que argumentan haber sido despedidos del sistema sanitario estatal o recibido represalias por atender a personas que resultaron heridas en las protestas contra el gobierno en 2018.

"Fuimos victimas de la represión y ahora somos victimas porque nos sentimos disgregados y no escuchados desde el punto de vista organizacional de la Cumbre [de las Américas]", agregó González, quien vive en Ecuador.

mav/dg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.