Chile investiga a compañías españolas que combatieron incendios

Personas trabajan para extinguir las llamas de un incendio en la región chilena de Biobio, el 27 de enero de 2017 (AFP/Archivos | Guillermo Salgado)

La Fiscalía chilena abrió este jueves una investigación sobre tres empresas aéreas españolas dedicadas al combate del fuego que operaron durante los últimos incendios forestales en el país y que en España son investigadas por colusión.

Estas compañías aéreas españolas arrendaron aviones y helicópteros a la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y a la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) para operar durante los siniestros que en enero provocaron la muerte de 11 personas y arrasaron más de 300.000 hectáreas en la peor catástrofe forestal de la historia de Chile.

La investigación pretende determinar si existieron "eventuales delitos en los contratos suscritos" y en licitaciones que estas empresas concretaron con Conaf y Onemi para el combate de incendios desde hace al menos seis años, indicó un comunicado de la Fiscalía.

Conaf, institución autónoma del Estado chileno dedicada al combate de incendios y la administración de áreas forestales, entregó antecedentes de las contrataciones y licitaciones realizadas desde 2010 con estas firmas.

"No me preocupa que las contrataciones se pongan en duda, porque han sido hechas con los mejores criterios técnicos en un marco donde están validadas por el mercado público que acredita que las empresas están en condiciones de operar en Chile y cumplen con la legislación chilena", dijo el director de Conaf, Aarón Cavieres.

La fiscalía fue alertada por un reportaje del canal de televisión chileno MEGA que reveló la investigación de la justicia española sobre estas compañías acusadas de haber conformado un "cartel del fuego" mediante el cual cometieron sobornos, tráfico de influencias y cohecho internacional con el fin de ganar licitaciones en forma fraudulenta en Portugal, Italia y España.

Según MEGA, las empresas involucradas son Faasa Aviación, Inaer Helicópteros y Martínez Ridao. La Fiscalía chilena no confirmó los nombres.

Más de 47 aeronaves, entre ellas un avión Boeing 747 considerado el tanquero más grande del mundo, colaboraron en el combate de los graves incendios forestales que afectaron a Chile.