Chile niega visa diplomática a ministro boliviano de Defensa

Paulina ABRAMOVICH
La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, junto al canciller Heraldo Muñoz en Puerto Príncipe, el 27 de marzo de 2017 (AFP | Hector Retamal)

La tensión entre Chile y Bolivia subió de tono este martes, después de que Santiago negara un visado diplomático al ministro de Defensa Reimy Ferreira, quien pretendía visitar a dos soldados bolivianos y siete funcionarios aduaneros detenidos por presunto robo.

El gobierno chileno justificó su decisión alegando que el ministro boliviano llamó a un boicot de sus productos.

Es la primera vez que Santiago deniega un permiso diplomático desde que el año pasado revocó un acuerdo que eximía de visas a las autoridades de ambos países, pese a que carecen de relaciones diplomáticas desde marzo de 1978, tras la visita sin previa autorización oficial del excanciller boliviano David Choquehuanca.

"Hemos denegado la visa al ministro de Defensa" boliviano, dijo el canciller chileno, Heraldo Muñoz, a periodistas en Ginebra, donde realiza una visita oficial junto a la presidenta Michelle Bachelet.

Además de impulsar a los consumidores a no comprar productos chilenos, Ferreira "se ha referido en términos ofensivos a la presidenta de la República y a Chile", cuando afirmó que la mandataria había sido malinformada del incidente que terminó con la detención de los soldados y funcionarios bolivianos.

"No pisa suelo chileno", reiteró Muñoz, quien dijo sin embargo que Chile podría revaluar la medida si el ministro se disculpa.

Pero el titular de Defensa boliviano respondió tajantemente a la petición chilena.

"Que le vaya a pedir disculpas a su abuela", afirmó en conferencia de prensa en La Paz, avivando aún más las tensiones entre ambos países.

"No he insultado a nadie, he hecho el uso de mi libertad de expresión en mi cuenta de Facebook de compartir un meme" llamando a boicotear los productos chilenos. ¿Qué delito es ese?", se preguntó.

El presidente boliviano, Evo Morales, comparó de su lado la denegación de la visa a las medidas que se tomaban "en tiempos de dictadura pinochetista".

"Todo por ocultar la verdad y defender el contrabando", escribió en su cuenta de Twitter sobre la detención de sus conciudadanos el 19 de marzo.

- Dos versiones y años de tensiones -

El ministro de Defensa de Bolivia había anunciado su intención de visitar a los dos soldados y siete funcionarios, que cumplen prisión preventiva en Chile.

Cada país tiene su versión del incidente. Chile asegura que detuvo a los implicados cuando intentaban robar a camiones en su territorio, mientra el gobierno boliviano asegura que cumplían tareas de fiscalización, por lo que exige pruebas que demuestren sus acusaciones.

El incidente renovó el conflicto entre ambas naciones, que arrastran desde la guerra que los enfrentó a fines del siglo XIX, en la que Bolivia perdió su acceso al mar.

Ferreira ha "tenido expresiones críticas y hasta descalificatorias en contra de nuestras autoridades", dijo a CNN Chile el embajador chileno para la misión especial ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, Gabriel Gaspar.

"Eso nos hace pensar que en su visita, no hay un propósito constructivo sino que de complicar aún más la situación", agregó.

Los dos países mantienen sendas demandas en la CIJ.

Bolivia denunció a Chile exigiendo que le obligue a negociar la salida al mar que perdió en la guerra librada en el siglo XIX, mientras que Chile planteó una denuncia por el uso internacional de las aguas del rio Silala.

Los nueve bolivianos permanecen detenidos en la cárcel de la norteña localidad de Alto Hospicio, a la espera del juicio tras ser acusados de asalto, tenencia y porte ilegal de armas, entre otros delitos.