Chile abandona el uso de mascarillas

·1  min de lectura

SANTIAGO (AP) — Chile anunció el miércoles el fin del uso de las mascarillas, excepto en los establecimientos de salud, del pase de movilidad y de los aforos a partir del 1 de octubre.

La ministra de Salud, Ximena Aguilera, detalló durante una rueda de prensa la flexibilización del protocolo sanitario vigente desde hace dos años y medio y anunció la aplicación anual de una vacuna bivalente -que protege contra el virus original y contra la variante Ómicron- a la población vulnerable.

Los cambios en las medidas se deben a la disminución de los nuevos contagios, de un 37% en una semana, y a la alta tasa de vacunación. La cobertura en los menores de 18 años es de un 88,7% y en los mayores alcanza un 94,2%, según cifras del Ministerio de Salud.

Aguilera advirtió que “seguiremos viviendo con este virus” y que se retrocederá en las medidas si aumentan los contagios.

Precisó que la mascarilla sólo se exigirá en los establecimientos de salud y que en lugares de aglomeración, como el transporte público, su uso será recomendable. Respecto de la situación de las escuelas, las autoridades del ramo se referirán más adelante.

Hasta ahora la mascarilla es obligatoria en espacios cerrados y no se exige en lugares abiertos si las personas pueden mantener una distancia física de un metro entre ellas.

Además, desde comienzos de octubre ya no regirán los aforos en ningún lugar ni se exigirá el pase de movilidad, que se obtiene después de las dos primeras dosis de vacunas.

También disminuirán los días de aislamiento de siete a cinco días en casos de contagio.

Chile registra 4,5 millones de contagiados desde comienzos de 2020 y poco más de 60.000 decesos por COVID-19.