Chico de Miami gana torneo amateur con el respaldo de Mundo Boxing Club y su trabajo en la comunidad

·3  min de lectura

Hace apenas cinco meses, Ryan Arencibia decidió tomar en serio el boxeo. Hoy, este chico de Miami lleva en sus manos la faja de campeón del prestigioso torneo amateur Sugar Bert, como una promesa que de continuar por el buen camino, pudiera llegar lejos en este deporte.

Arencibia, sobre todo, es la primera gran prueba del trabajo de Mundo Boxing Club, parte de la familia de Mundo Boxing que se dedica al trabajo dentro de la comunidad de Miami y, especialmente, ayuda a los jóvenes aspirantes a guerreros del ring.

“Ganar este título significa mucho para mí porque todo el trabajo duro que he puesto en este gimnasio, todos los sacrificios que he hecho con mis entrenadores Pedro e Isidoro’’, expresó Arencibia, de 17 años.

“Así que ganar este cinturón significa el mundo para mí’’.

El chico todavía recuerda el primer día que puso un pie en el gimnasio del Tropical Park sin saber nada del deporte de los puños y apenas con una base de artes marciales mixtas que no acababa de conquistarle el corazón, como si lo hizo el boxeo de inmediato.

“Desde ese día soy una persona distinta gracias a mis entrenadores’’, agregó Arencibia. “Entrar en este gimnasio ha sido una bendición, así como tener gente buena ayudándome a lograr mis sueños: convertirme en el mejor ser humano posible y ser campeón del mundo’’.

Nada de lo que ha logrado Arencibia fuera posible sin el apoyo de su padre que ha estado a su lado desde siempre, y de los entrendores Pedro Díaz e Isidoro Nicolás, el primero como cabeza de Mundo Boxing y el segundo al ocuparse de los chicos en Mundo Boxing Club.

Ryan Arencibia (centro) junto a su padre Javier y los profesores Pedro Díaz (der.) e Isidoro Nicolás (izq.).
Ryan Arencibia (centro) junto a su padre Javier y los profesores Pedro Díaz (der.) e Isidoro Nicolás (izq.).

“Nosotros queremos que los niños y jóvenes sueñen con ser campeones mundiales’’, afirmó el profesor Díaz. “Queremos educarlos no solo en la filosofía del boxeo sino de la vida. Eso es lo mas importante de la familia Mundo Boxing: mejorar la calidad de vida de la comunidad en general’’.

Como Arencibia, son muchos los chicos que han pasado por el gimnasio del Tropical Park y en Mundo Boxing están decididos a seguir ese trabajo con los prospectos amateurs como base de preparación en caso de que deseen continuar camino hacia el boxeo profesional.

Con una enorme experiencia en todas las categorías del boxeo en Cuba, el profesor Nicolás sabe de lo importante de dotar a chicos como Arencibia con las herramientas necesarias para triunfar dentro y fuera del cuadrilátero en un deporte donde la fuerza mental va de mano de la física.

Ryan Arencibia con el profesor Isidoro Nicolás.
Ryan Arencibia con el profesor Isidoro Nicolás.

“Trabajé mucho en Cuba en todos los niveles y trato de trasladar mucho de lo aprendido en lo que estamos haciendo aquí’’, apuntó Nicolás.

“La familia es algo muy importante para desarrollar talentos. Arencibia tiene a su padre, Javier, pero él también posee el deseo y la dedicación’’.

Y, sin duda, carisma.

“Mientras siga rodeado de buenas personas aquí en Mundo Boxing, el cielo será el límite para mí’’, recalcó Arencibia en medio del ring del gimnasio. “Sé que puedo hacer mucho dinero en este deporte y vender muchos Pagos Por Ver’’.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.