Chicago inicia a partir de junio un aflojamiento cauto de las restricciones

Agencia EFE

Chicago (IL), 22 may (EFE News).- Chicago comenzará a normalizar a comienzos de junio el funcionamiento de oficinas, hoteles, restaurantes, peluquerías y otras actividades cerradas desde marzo por la cuarentena impuesta para combatir la COVID-19, anunció este viernes la alcaldesa Lori Lightfoot.

El aflojamiento de las restricciones será cauto y paulatino, y exigirá el mantenimiento de la distancia social, uso de tapabocas y que no haya más de 10 personas en un mismo ambiente, para no perder el control de la lucha contra el virus, informó.

En el estado de Illinois, según datos de la gobernación, se han infectado hasta la fecha más de 105.000 personas, con 4.715 muertes.

A pesar de los casos, la alcaldesa considera que Chicago, que es la ciudad más grande del estado, está en condiciones de hacer la transición hacia la segunda etapa de normalización, al tiempo que mantiene la atención en la salud y la seguridad de sus habitantes.

En el caso de los restaurantes solamente se autorizará la instalación de mesas en patios y aceras, para que haya una distancia mínima de 2 metros entre los comensales.

Más adelante en el verano, se habilitarán programas para jóvenes en los parques públicos, servicios religiosos, gimnasios y museos.

Escuelas, patios de juegos, bares, teatros, estadios y auditorios para espectáculos musicales permanecerán cerrados hasta nuevo aviso.

Los detalles específicos de funcionamiento de cada actividad serán divulgados la próxima semana, informó Lightfoot.

Para avanzar a la fase 3, la ciudad tendrá que experimentar tasas sostenidas de declinación de casos nuevos, hospitalizaciones, ingreso a cuidados intensivos, uso de ventiladores y muertes.

La alcaldesa dijo que si la reapertura resulta de alguna manera insegura para los habitantes de la ciudad, su administración no vacilará en reimplantar la veda total.

Chicago vigilará diariamente el desarrollo de los datos médicos, con especial atención en las comunidades afroamericanas e hispanas, que han sido las más impactadas por el coronavirus.

A nivel estatal, el gobernador demócrata Jay Robert Pritzker enfrenta presiones de sectores empresariales, y por lo menos dos demandas judiciales, que consideran que se excedió en la cuarentena y debe reabrir Illinois.

En una de ellas, presentada por el representante estatal republicano Darren Bailey, terció hoy el Departamento de Justicia de Estados Unidos con una declaración de interés que apoyó al legislador y ordenó a la División de Derechos Civiles que examine las políticas estatales y locales “para estar seguros de que las libertades civiles sean protegidas durante la pandemia”.

(c) Agencia EFE