Chicago comienza la vuelta escalonada a las clases presenciales de primaria

Agencia EFE
·3  min de lectura

Chicago (IL), 11 feb (EFE News).- Miles de niños de jardín de infancia y educación especial regresaron este jueves a las clases presenciales en las escuelas públicas de Chicago después de once meses de ausencia debido a la pandemia de la covid-19.

El intenso frío y la nieve no fueron obstáculos para el comienzo de un plan escalonado de normalización de la enseñanza pública en el tercer mayor distrito escolar del país, después de Nueva York y Los Ángeles.

“Ver a los estudiantes ingresar entusiasmados a las escuelas después de tanto tiempo es muy gratificante”, escribió en un tuit la directora ejecutiva de CPS, Janice K. Jackson.

Destacó que era “solamente la primera fase” de un plan que en pocas semanas posibilitará el regreso a las aulas de unos 67.000 alumnos de primaria, mientras que los de secundaria continuarán con las clases remotas.

Los padres de otros 123.000 estudiantes de primaria optaron por continuar con el aprendizaje remoto a tiempo completo hasta abril, en el final del tercer trimestre del año escolar. CPS tiene en total unos 400.000 alumnos, en su mayoría hispanos.

Jackson agradeció la “paciencia” de los padres y los “esfuerzos de los maestros”, aunque estos se resistieron hasta último momento a las clases presenciales por temor al contagio del virus e inclusive amenazaron con una huelga.

Los maestros de jardín de infantes y educación especial debían presentarse en sus escuelas a partir del 4 de este mes, pero muchos se rehusaron por temor al contagio del virus.

Desde ese momento, CPS bloqueó el acceso de una cantidad no especificada de docentes a las plataformas de clases virtuales y les descontó del salario cada día que faltaron sin autorización.

Para el sindicato, esa medida fue una violación del convenio colectivo y su asamblea de delegados votó ir a la huelga si el bloqueo se generalizaba.

Finalmente se llegó a un acuerdo para evitar un conflicto mayor, donde las autoridades de la enseñanza aceptaron medidas impulsadas por el sindicato docente.

Entre ellas, la colocación de los trabajadores escolares en una vía rápida para el plan de vacunación que se realiza en Illinois, la creación de estándares y comités de salud y seguridad para más de 500 escuelas y el retraso del regreso de la mayoría de los alumnos hasta marzo.

El Distrito escolar se compromete a suspender la enseñanza presencial por 14 días en el caso de aumento de la tasa de positividad de la covid-19 y a implementar una "pausa operativa" si se confirman uno o más casos positivos en un salón, o tres o más casos en una escuela.

En una carta enviada a los miembros del sindicato escolar, su presidente Jesse Sharkey dijo que “no logramos todo lo que queríamos, o merecíamos”, y lamentó que CPS se opusiera a demorar algunas semanas la reapertura, para dar más tiempo a la vacunación.

CPS informó que ha invertido unos 70 millones de dólares en protocolos, limpieza, ventilación y acondicionamiento de las escuelas, para reabrir con seguridad.

La directora ejecutiva Jackson dijo que el acuerdo logrado con el sindicato servirá de marco para la vuelta a las aulas en secundaria, que es la preocupación de los padres que le envían a diario “innumerables” mensajes donde reclaman una solución.

(c) Agencia EFE