En Chiapas, activistas protestan por desalojo a balazos en Cancún

·2  min de lectura

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., noviembre 13 (EL UNIVERSAL).- Activistas e integrantes de colectivos feministas marcharon y protestaron esta noche en Tuxtla Gutiérrez por el desalojo policíaco en Cancún, Quintana Roo, contra manifestantes que exigían justicia por el feminicidio de Bianca Alejandrina Lorenzana, "Alexis".

Las decenas de inconformes, vestidas de negro, encapuchadas y con cruces moradas en las manos, caminaron del Parque de la Juventud, en el poniente de ciudad, a la sede del gobierno estatal.

Lo hicieron con gritos y consignas de repudio a los feminicidios y la violencia contra las mujeres en el país. "Van a volver las balas que disparaste van a volver, la sangre que derramaste no parará", "Las mujeres mujeres que asesinaste no morirán, no morirán!", expresaron.

"Contra la violencia machista, la autodefensa feminista", "Somos las viejas de todas las brujas que nunca pudieron matar!", asentaron.

Con pancartas alusivas a sus denuncias, "ni una asesinada más", las jóvenes se concentraron afuera del edificio del gobierno estatal. Colocaron velas y flores en señal de duelo por los feminicidios en México y exigieron castigo legal para quienes atentan contra la integridad y la vida de las mujeres.

Una de las participantes refirió a mujeres desaparecidas, plagiadas, violadas y asesinadas por la creciente espiral de violencia de género en el país. "Las queremos vivas, las preferimos vivas y violentas, que violadas y muertas", afirmó.

Recomendó que ante señales y evidencias violentas por parte del varón, cualquiera que fuera la condición o relación, debe optarse por el repliegue y el retiro inmediato.

"Sí tu pareja te violenta, salgas de ahí, esa pequeña agresión tomará fuerza, esas palabras que duelen se convertirán en gritos, esos gritos en jalones, y éstos en golpes que te arrebatarán la vida", alertó.

Otra manifestante reivindicó la memoria de Bianca Alejandrina y rechazó "la violencia y la represión" de la policía cuando activistas exigían castigo por su asesinato.