Chen Guan Ming, el chino que murió sin poder batir un récord Guinness en su triciclo

LA NACION
Chen Guan Ming, el chino que murió sin poder batir un récord Guinness en su triciclo

COMODORO RIVADAVIA - Un "fan de los juegos olímpicos". Así se describía Chen Guan Ming, el ciudadano chino que recorrió casi 170 mil kilómetros en busca de batir un récord Guinness en un triciclo con el que cumplió el sueño de llegar a los olímpicos de Pekín, Londres y Río. Viajaba con un mensaje: "Estamos en la tierra para construir un mundo mejor".

Entrevistado por la BBC, The Telegraph y medios de todo el mundo, este granjero jubilado de nacionalidad china tuvo su último registro aquí en la Patagonia, en donde fue atropellado por un camionero a la altura de la localidad santacruceña de San Julián. Quedó trunco su sueño de llegar a los juegos de Tokio, en 2020.

Chen Guan Ming se jubiló y, lejos de quedarse en un sillón, decidió abandonar la comodidad y salir a la aventura. ¿La razón? Viajar con el mensaje del espíritu olímpico. Su nombre comenzó a aparecer en los medios en 2008, cuando decidió acudir a la ceremonia de apertura desde China.

Entonces, le regalaron la entrada para poder ver la inauguración. Cumplió su sueño y comenzó a vislumbrar su siguiente objetivo: ir a Londres en 2012 y llegar hasta Río en 2016. En la capital británica lo tomaron por loco. De hecho, nadie pensó que fuera a acudir a Río.

Sin embargo, su espíritu aventurero contradijo a todos. Hechas las maletas y preparado su triciclo, Chen Guan Ming utilizó unos billetes donados por una compañía aérea para viajar hasta Londres, y de allí se trasladó hasta Liverpool en su triciclo. Con apenas cuatro palabras de inglés en su vocabulario -entre ellas, "baño"- comenzó su viaje.

Tuvo que superar obstáculos. Su camino hacia la ciudad de The Beatles dejó anécdotas prácticamente en cada kilómetro: tuvo que salirse de una carretera porque provocó un atasco, se negó a aceptar un mapa de la policía. En esa carretera no le estaba permitido circular. Entonces le dijo a la policía: "Es demasiado complicado ir por caminos pequeños, no tengo GPS".

Concluidos los Juegos de Londres, regresó a China. Vio a su familia, cuidó de su padre, comprobó que el resto estaban perfectamente de salud y les contó sus planes: preparó su triciclo, lo llenó de comida y decidió partir hacia Brasil. Sin miedo y decidido a recorrer el mundo.

Chen Guan Ming se autodenominaba el "loco olímpico", un título que seguramente ganó después de pedalear por 26 países camino a Río.

Guan Ming había comenzado su viaje salvaje hace 17 años, recorriendo China antes de los juegos de Pekín en 2008.

Se convertió en una especie de celebridad, con su propia página de fans en Facebook y muchos simpatizantes que a menudo lo detenían para tomarse una selfie mientras pedaleaba. Viajaba con poca ropa, escasos fondos y confiaba en la ayuda de los extraños en sus viajes: personas que lo divisan y le dan una comida caliente, aliento o un ascenso cuesta arriba.

"Mi mayor esperanza es alentar a los vulnerables, los débiles y los que tienen miedo a los desafíos", dijo en una entrevista. Y agregó: "[Quiero que] se pongan de pie, enfrenten las dificultades y se superen a sí mismos, con mi experiencia de ser alentado, reconocido y apoyado por personas de todo el mundo. El círculo virtuoso unirá la amistad más profundamente y unirá la paz. "

Este jubilado y granjero chino inició su aventura y recorrió Europa, Estados Unidos, Canadá, países latinoamericanos e ingreso a Argentina con la intención de dar la vuelta por Chile, Perú y volver a su país natal.

En la localidad de Zárate, en la Argentina, celebró sus primeros 10 años de jubilado. Visitó la escuela de artes marciales del profesor Walter Mércuri. Mércuri, el profesor de artes marciales y titular de la Asociación de Intercambio Cultural de China y Argentina lo recibió junto a los profesores y alumnos, donde almorzó este martes al mediodía. "Quería comer asado argentino, pero lo llevamos al restaurante vegetariano y le compramos esa comida que compartimos", que relató el viaje que terminará previo paso por Chile en Perú, en el Machu Picchu.

Mercuri contó hace pocas semanas que "recorre 30 kilómetros por día y va visitando a sus coterráneos en cada ciudad donde para" -explicó- ya que Chen paró en el mercado que está en calle Rivadavia cerca de la plaza y "fue la atracción de todos los que pasaron por el lugar y se sacaron una foto de testimonio. Luego de descansar un rato, retomó la marcha, aplaudido por su ejemplo que lo llevó, al jubilarse a los 52 años (edad de jubilación en china) a vivir su vida tal como el Estado Chino le dijo: "Ahora, haga con su vida lo que quiera". Y se lo tomó muy en serio.

En la Patagonia fue el fin del viaje. El chino de 62 años que recorría el mundo en triciclo desde 2011 y que pasó por Comodoro, en donde se hizo su último registro en video, y Caleta Olivia días atrásfue atropellado por un camión este miércoles y falleció en el acto.

Cerca de las 23 de este miércoles, un camión Iveco Daily, que era conducido por un hombre y que transitaba de norte al sur en la Ruta Nacional N°3, a la altura de Puerto San Julián, embistió al carro que guiaba Guan Ming, quien falleció en el acto.

En el hecho intervino personal policial de Puerto San Julián y las autoridades judiciales de Puerto Santa Cruz ordenaron que el cuerpo sea trasladado a Río Gallegos para que se le efectué la autopsia. Además se ordenó el secuestro de ambos rodados y que se le practique exámenes al conductor, oriundo de la capital santacruceña, y que luego fije domicilio antes de recuperar la libertad.