Chelsea vence a Tottenham en duelo ensombrecido por racismo

STEVE DOUGLAS
Desde la izquierda, los jugadores de Chelsea Antonio Rüdiger, Kurt Zouma y Fikayo Tomori celebran luego de una victoria de 2-0 sobre Tottenham en la Liga Premier en Londres el domingo, 22 de diciembre del 2019. (AP Foto/Ian Walton)

LONDRES (AP) — El protocolo de la FIFA para lidiar con el racismo en partidos de fútbol fue implementado por primera vez en la Liga Premier el domingo, cuando se emitieron tres anuncios en el estadio durante el derbi entre Tottenham y Chelsea, ganado por este último 2-0 con un par de goles del brasileño Willian.

Los anuncios se realizaron luego de insultos racistas contra el zaguero de Chelsea Antonio Rüdiger.

El incidente ocurrió a los 62 minutos del partido, después que Rüdiger fue pateado en el pecho por Son Heung-min, lo que llevó a una tarjeta roja para el delantero surcoreano de los Spurs.

Rüdiger, de raza negra, hizo gestos indicando que algunas personas en la muchedumbre estaban haciendo ruidos de monos.

El capitán español del Chelsea, César Azpilicueta, dijo que Rüdinger le comentó sobre las expresiones racistas, por lo que reportó lo ocurrido ante el árbitro Anthony Taylor.

“Estamos muy preocupados y al tanto de esta conducta”, dijo Azpilicueta. “Todos juntos necesitamos hacer que esto pare. Espero que todo se aclare y que erradiquemos esto lo más pronto posible. Es un asunto que no sólo se presenta en el fútbol, sino en la vida”.

El organismo antidiscriminación Kick It Out informó que estaba enterado de los “presuntos incidentes de racismo” en el encuentro, y elogió al árbitro por seguir el protocolo de la FIFA, que insta a que se pida en el estadio que los espectadores pongan fin a las expresiones intolerantes.

Pero Kick It Out sugirió que el segundo y tercer anuncio no hicieron sino repetir la primera etapa del protocolo, en vez de avanzar al segundo y tercer paso, lo que hubiera llevado a que el encuentro se suspendiera y los jugadores volvieran a los vestuarios por un periodo específico. De continuar las expresiones racistas, el tercer paso habría consistido en abandonar el encuentro.

No quedó claro si los incidentes de racismo se habían repetido.

“Vi que el árbitro siguió el protocolo”, dijo el técnico del Tottenham, José Mourinho. “Él fue hacia Andre Marriner (el cuarto árbitro), vino hacia mí y hacia (el entrenador del Chelsea) Frank Lampard y nos dijo lo que pasaba”.

El incidente ensombreció una excelente actuación del Chelsea de Lampard, que cimentó su posición en el cuarto puesto de la Premier y se impuso en su primer duelo contra Mourinho, quien fue su técnico con Chelsea .

Los Blues están cuatro puntos por encima del sorpresivo Sheffield United, mientras que la brecha es de seis puntos sobre Tottenham en séptimo y Manchester United en octavo.

Previamente en la jornada, David De Gea cometió un error que llevó a un gol por segundo partido consecutivo en la Liga Premier inglesa y Manchester United cayó 2-0 ante el colista Watford.

El arquero de España permitió que un débil disparo de Ismail Sarr se le escapase entre las manos y a la red, regalándole a Watford la ventaja a los 50 minutos en el estadio Vicarage Road.

Fue otro encuentro para el olvido para De Gea, que el fin de semana pasado no consiguió despejar un tiro de esquina antes de un gol del Everton en un empate 1-1.

Troy Deeney anotó un penal cuatro minutos más tarde, luego que Aaron Wan-Bissaka derribó a Sarr, sellando apenas la segunda victoria de Watford en la campaña y primera con su nuevo técnico Nigel Pearson.

Watford sigue en el último puesto, pero alcanzó con 12 puntos a Norwich luego de 18 partidos.

“Todos los jugadores hicieron un esfuerzo y eso es lo que se necesita entre ahora y el fin de la temporada”, dijo Deeney, que anotó su primer gol desde abril.

Desde que venció a Tottenham y al campeón vigente Manchester City en la misma semana, United ha conseguido solamente un punto contra Everton y Watford _ dos equipos que pelean contra el descenso.