Chau Mendoza: Falabella bajó las persianas del primer local del país luego de tres décadas

Pablo Mannino
·4  min de lectura
La compañía chilena Falabella finalmente cerró las puertas de su primer local en la Argentina, inaugurado hace tres décadas en la comuna de Guaymallén, en el concurrido Mendoza Plaza Shopping
Marcelo Aguilar

MENDOZA.- Punto final. La tienda preferida de los mendocinos bajó para siempre sus persianas en la tierra “del sol, del buen vino y del conocimiento”. Así, la compañía chilena Falabella cerró las puertas de su primer local en la Argentina, inaugurado hace tres décadas en la comuna de Guaymallén, en el concurrido Mendoza Plaza Shopping. Ahora se abre otra historia en el centro comercial, con nuevos inquilinos, aún sin develarse. Por eso, crecen las expectativas para saber qué empresas ocuparán de ahora en más ese gran espacio de tres pisos, en medio de la crisis económica y sanitaria que vive el país.

La histórica tienda Falabella dejó de operar en Mendoza. Las cortinas metálicas ya tocan el suelo y los carteles lucen apagados. Se abre otra historia en el Mendoza Plaza Shopping.
La histórica tienda Falabella dejó de operar en Mendoza. Las cortinas metálicas ya tocan el suelo y los carteles lucen apagados. Se abre otra historia en el Mendoza Plaza Shopping.


La histórica tienda Falabella dejó de operar en Mendoza. Las cortinas metálicas ya tocan el suelo y los carteles lucen apagados. Se abre otra historia en el Mendoza Plaza Shopping.

En un recorrido que realizó LA NACION por el principal mall de la provincia pudo observar lo que nadie quería ver: el acceso a la tienda de capitales trasandinos totalmente bloqueada en su ingreso, con las cortinas metálicas tocando el suelo y los carteles apagados, lista para arrancar con las obras de quienes levantarán allí los nuevos negocios, según pudo saber este diario. Se especula con dos compañías de capitales argentinos que tomarían la posta, aunque no han trascendido los nombres. “Viene todo bien. Ya avanzados con los posibles reemplazos”, expresó a LA NACION Andrés Zavattieri, gerente del histórico paseo de compras mendocino. “Estamos muy contentos con lo que viene a futuro”, se limitó a comentar.

Asimismo, es común por estos días dentro del shopping, controlado por la firma IRSA Propiedades Comerciales de Eduardo Elsztain, escuchar todo tipo de comentarios sobre la salida de la cadena Falabella de zonas clave del interior del país. Hasta ahora quedan en pie sus tiendas en la Ciudad de Buenos Aires. “Es una pena muy grande sentir que ya no está más nuestro local preferido en Mendoza, donde podías comprar de todo y hacer una salidita con la familia”, se lamentó Teresa, vecina de Guaymallén, quien se tuvo que conformar con ver otras vidrieras luego de pasar por el supermercado. “Veo las persianas bajas, y no lo puedo creer. En este país están pasando cosas muy raras, todos se quieren ir, o no pueden quedarse ya”, agregó la mujer. “Falabella marcó parte de la historia de las familias actuales de la provincia. Quién no pasó por sus mostradores y probadores y luego hizo la fila para pagar con la tarjeta de la empresa”, recordó con nostalgia Mario, otro mendocino, asiduo visitante del shopping.

El cierre oficial de Falabella se comunicó para hoy, 31 de marzo, sin embargo desde comienzos de esta semana ya no se podía ingresar al tradicional local de tres pisos, por ninguno de sus accesos. Hasta hace pocas semanas, tal como ocurrió en las sucursales de Córdoba y San Juan se pudo entrar para aprovechar alguna promoción u oferta especial, que superaron el 50% de descuento. Con el correr de los días, las góndolas empezaron a lucir vacías.

Se estima que las firmas que tomen control del lugar, las cuales sería del mismo rubro de indumentaria, tecnología y artículos para el hogar, se dividan el espacio: una firma se quedaría con los dos primeros niveles, mientras que la otra ocuparía el tercer piso. Eso sí, recién comenzarán con las refacciones internas por lo que se estima que avanzada la segunda mitad del año se abrirá el sitio nuevamente a locales y visitantes.

Luego de tres décadas, la firma trasandina bajó la persianas de su primer local en la Argentina, en el concurrido Mendoza Plaza Shopping. En los próximos meses se espera que nuevas firmas ocupen ese lugar, de tres pisos.
Luego de tres décadas, la firma trasandina bajó la persianas de su primer local en la Argentina, en el concurrido Mendoza Plaza Shopping. En los próximos meses se espera que nuevas firmas ocupen ese lugar, de tres pisos.


Luego de tres décadas, la firma trasandina bajó la persianas de su primer local en la Argentina, en el concurrido Mendoza Plaza Shopping. En los próximos meses se espera que nuevas firmas ocupen ese lugar, de tres pisos.

La salida de Falabella del país comenzó a concretarse a mediados del año pasado, en medio de la pandemia y la crisis económica nacional, luego de comunicar las dificultades para seguir operando en el país. Así, comenzó a cerrar tiendas en Buenos Aires y abrió los retiros voluntarios en todo la nación. El megalocal de Mendoza, de los diez que abrió en la Argentina, era uno de los más grandes y equipados, con más de 300 empleados, inaugurado hace más de un cuarto de siglo. Fue el primer pie que puso la compañía en territorio nacional. De hecho, la última gran inversión en la provincia era de unos 40 millones de pesos para abrir un local Sodimac, de artículos para el hogar, muy cerca de la tienda de retail. Además, Falabella tenía previsto habilitar un local en el microcentro provincial. Todo quedó trunco, y hoy la tradicional tienda le dice chau a Mendoza.