"Chats de ninguna manera descalifican informe de Comisión Ayotzinopa"

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 27 (EL UNIVERSAL).- El subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, afirmó que las pruebas o "chat", que todavía no han podido verificarse, de ninguna manera descalifican el informe hecho por la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del caso Ayotzinopa.

Encinas Rodríguez dijo que hay una campaña de descalificación en contra del informe a manos de quienes se mueven en el viejo régimen, pero no dará marcha atrás.

Ayer miércoles "The New York Times" (NTY) reveló que mucha de la evidencia presentada por Encinas no ha podido ser verificada como verdadera, esto luego de que se difundieran chats de WhatsApp que se integraron a la investigación para atar cabos sueltos sobre lo que sucedió con los normalistas.

En la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, Encinas se dijo sorprendido.

"En la información que les brinde, yo soy el principal sorprendido esa idea de que yo autodescalifiqué mi trabajo no fue así, sería una falta de respeto a mi equipo de trabajo que me han acompañado de manera seria y profesional.

Les comenté que el informe debe verse de manera integral, que hemos identificado 154 eventos relevantes para armar este rompecabezas".

Señaló que en este análisis se incluyen las capturas de texto, entrevistas y testimonios, los informes del GIEI, de la Sedena, la recomendación de la CNDH, los mensajes de la DEA y Chicago, el levantamiento de campo y análisis de metadatos.

"De estos 154 eventos, 99 tienen claras coincidencias con otros indicadores o fuentes; 55 no coinciden con otras fuentes hasta este momento porque continuamos realizándolo".

Encinas puso de ejemplo un chat entre presuntos criminales sobre lo sucedido con los jóvenes al día siguiente de la desaparición del 27 de septiembre de 2014 que tiene 12 coincidencias.

Explicó que primero enfrentaron la resistencias los obstáculos del viejo régimen para romper el círculo vicioso y poder abrir la investigación, luego aparecieron las filtraciones de videos, documentos y el informe no testado con el ánimo de entorpecer los trabajos y alertar a los responsables.

"Ahora pasamos al espionaje, ¿qué sigue? ¿qué es lo que sigue? pero sea lo que siga nosotros no daremos marcha atrás".

Señaló que esos reportajes generan dudas y desconfianza, pero lo que más daño hace en esa afectar la moral de los padres de los normalistas.