Oliveira se ratifica como un verdadero monstruo de UFC al estrangular a Gaethje de forma dramática

·3  min de lectura
Captura de imagen.

Media libra de más no impedirá que Charles Oliveira sea reconocido como el verdadero campeón ligero de la UFC. El título seguirá vacante durante algún tiempo, pero no hay duda de quién es el mejor guerrero de la división después de lo sucedido en Phoenix, Arizona.

El brasilero superó en el mismo primer asalto con una estrangulación a Justin Gaethje como el mejor peleador de su categoría, dejando atrás la controversia de la báscula donde dejó la faja, después de que se pasara media libra del peso establecido de 155.

Las cosas no se veían bien para Oliveira desde el principio. Gaethje lo derribó en dos ocasiones en el primer round: inicialmente con un uppercut de derecha y luego con un gancho de izquierda, mientras evitaba por todos los medios una visita al suelo con sus proverbiales patadas.

Sin duda, la falta de voluntad de Gaethje para comprometerse con el ground-and-pound lo llevó a su eventual perdición, porque Oliveira encontró su equilibrio y respondió con una presión implacable, mezclando boxeo, rodillazos, y hasta una patada frontal con salto.

“Do Bronx” encontró la diana con un derechazo que sentó a Gaethje e, irremediablemente, desplegó su telaraña en el suelo, pasando de un estrangulamiento trasero a una barra de brazo y luego a un triángulo antes de volver a una rear naked choke que obligó al retador a tocar en muestra de derrota.

El presidente de UFC, Dana White, estuvo notablemente ausente del octágono por su papel tradicional de colocar el título alrededor de la cintura del ganador. Oliveira, quien era el campeón defensor de peso ligero de UFC al comienzo de la semana, fue despojado de su cinturón tras no rebasar el pesaje.

Durante estos días circularon rumores de varios peleadores de que las escalas inexactas dadas a los peleadores por adelantado contribuyeron a los problemas de peso. De todos modos, Oliveira ya no es el campeón de peso ligero de UFC, pero competirá por él en su próxima pelea.

La leyenda continúa: Yoel Romero gana de forma espectacular en París con una masacre ante Polizzi

“Este es un mensaje para toda la división’’, exclamó Oliveira al final del combate. “Soy un problema para toda la división. Miren a este equipo, mírenme. Soy el iluminado. Ese es mi título. Debería estar aquí. Oye, Conor McGregor, ¿vas a subir o vas a salir corriendo?’’

Oliveira ha extendido su racha ganadora a 11 y ha terminado con Gaethje, Dustin Poirier, Michael Chandler, Kevin Lee y muchos otros durante ese período. La única pequeña falla, si se puede llamar así, es una clara victoria por decisión unánime sobre Tony Ferguson en diciembre de 2020.

White luego confirmó que Oliveira pelearía por el título en su próxima salida. White no tiene dudas de que Oliveira es el campeón sin corona de la división. Desafortunadamente, las reglas son las reglas.

“Él es el tipo’’, dijo White a los periodistas en la conferencia de prensa posterior a la pelea de UFC 274. “No hizo el peso. Tenemos reglas. No hizo el peso. El cinturón está vacante, pero estoy seguro de que en la mente de los medios y los fanáticos de las peleas, Oliveira es el campeón. Pero técnicamente, él es el contendiente número uno’’.

Y todo eso, por media libra.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.