Charles Oliveira pierde la faja por media libra, pero la pelea de la UFC 274 aumenta toneladas de drama

·3  min de lectura

Media libra, esa fue la diferencia entre la gloria y el infierno para Charlles Oliveira. El brasileño estaba listo para defender su título de peso ligero contra Justin Gaethje (23-3 MMA) en el evento principal este sábado del evento UFC 27 en Phoenix, pero “Do Bronx’’ no logró alcanzar el peso del campeonato de 155 libras para la pelea y, por lo tanto, le quitaron su título de peso ligero.

El incidente marcó la primera vez en la historia de UFC que un campeón pierde el título en la balanza. El único escenario parecido fue cuando Nicco Montano fue hospitalizada antes de su pelea programada contra Valentina Shevchenko. Más tarde fue despojada del título después de no poder pesar ni competir.

La pelea seguirá adelante, pero Oliveira no podrá recuperar su faja de vencer, aunque Gaetheje sí se coronaría de imponerse. Sin embargo, el título quedaría vacante en caso de triunfar el sudamericano, pero su éxito quedaría empañado por esta experiencia.

Aparte del choque entre Tony Ferguson y Michael Chandler que promete un aluvión de emociones, la pelea de Oliveira y Gaethje en la UFC 274 tiene pasaporte para convertirse en un clásico, si ambos ponen de manifiesto sus poderes y habilidades en el octágono.

Quizá sea justo sugerir que Oliveira es el favorito. ‘Do Bronx’ se ha transformado en los últimos años de un luchador de acción que perdería tantas peleas como ganaría en la división pluma a uno de los ligeros más temidos del planeta, capaz de derrotar a cualquiera con golpes y sumisiones.

Sin dejar de ser un maestro del jiu-jitsu, Oliveira es uno de los pocos que puede estructurar una sumisión desde cualquier área, y si toma la espalda de un oponente, generalmente acaba el combate. Sin embargo, también ha desarrollado un poder de nocaut y sorprendentes niveles de durabilidad.

¿Tiene el brasileño algún lado flaco en este momento? Podría decirse que no. Realmente no lo hemos visto contra un luchador de alto nivel, pero sus habilidades de sumisión podrían proporcionarle una carta de triunfo en ese tipo de pelea. Además, no es probable que Gaethje luche con él aquí.

Algunos notarán que ha sido noqueado en cuatro ocasiones en el pasado por oponentes como Paul Felder y Cub Swanson y, sin duda, Gaehtje posee el poder suficiente para estremecerlo y hasta apagarlo.

Gaethje es un proponente de los golpes de presión, obligando a un oponente a retroceder con sus patadas salvajes y obligándolo a cometer errores, abriéndolo en la defensa para luego utilizar sus golpes más potentes, pero esto resulta más fácil decirlo que hacerlo.

Vale la pena señalar que Khabib Nurmagomedov sometió a Gaethje. En esa pelea, no parecía tan cómodo en el suelo. En el último combate, Oliveira derrotó a otro striker que sabe presionar: Dustin Poirier. El Diamante tiró dos veces al brasileño, pero luego ‘Do Bronx’ lo estranguló en el tercer round.

Casi en lágrimas, Poirier se preguntaba al final del combate que cómo era posible que hubiera perdido de la misma manera de su intento anterior de coronarse frente a Nurmagomedov. Si Gaethje vio bien ese combate, habrá sacado sus propias conclusiones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.