Las quejas de Charles Leclerc duelen en Ferrari porque no le falta razón

·3  min de lectura
Leclerc se queja con razón de las estrategias y fallos de Ferrari en contra de sus opciones al título (Photo by Eric Alonso/Getty Images)
Leclerc se queja con razón de las estrategias y fallos de Ferrari en contra de sus opciones al título (Photo by Eric Alonso/Getty Images)

Charles Leclerc no salió muy contento con su equipo después del Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone y motivos no le faltaban por quejarse. Yendo líder y con el máxima rival por el campeonato fuera de cualquier opción, era una oportunidad increíble para empezar a recortar distancias. No obstante, la estrategia que tomó Ferrari no fue nada beneficiosa para el monegasco y se escapó la oportunidad. Lo peor es que no es la primera vez que ocurre.

Ferrari quería asegurarse el triunfo y con Hamilton al acecho tenían que entrar con uno sí o sí. Lo extraño, aunque fue lo mejor para Carlos Sainz, es que optaron por darle una mejor opción al piloto que iba segundo. Que sí, que el español tenía unas gomas más gastadas y eso fue la excusa que puso el equipo en rueda de prensa. Pero la diferencia entre unas gomas y otras eran de tan solo cinco vueltas. Lo normal era parar a Leclerc, porque aparte de ser el que iba primero, era el que mejor ritmo había tenido en toda la carrera. Y si querías parar a los dos, había tiempo, pero no querían jugársela. Pecaron de cautos.

Querían hacer un táctica muy arriesgada para salvar el doblete haciendo que Sainz fuera un escudo para Leclerc parando a Hamilton. Era un suicidio y Sainz lo sabía y por eso soltó el ya histórico ‘Stop Inventing’. Pero claro, al no hacer caso (con sentido común), Leclerc se quedaba vendido. Solo hace falta ver las imágenes de la conversación con Binotto para ver que los mensajes que se habían mandado no eran precisamente de felicidad.

Y es que si tu te estás jugando el título buscas que tu equipo te respalde en cada una de las situaciones. Especialmente si eres el piloto en el que se ha apostado desde que eras un niño. Leclerc tras finalizar Australia le sacaba más de 50 puntos a Verstappen y ahora, con la mitad de campeonato disputado, el neerlandés le saca 43. La frustración es inmensa, sobre todo, cuando pierdes muchos puntos sin que sea tu culpa.

Charles Leclerc terminó muy enfadado en Silverstone. Foto: Thompson/Getty Images
Charles Leclerc terminó muy enfadado en Silverstone. Foto: Thompson/Getty Images

Porque ya la estrategia le arruinó el triunfo en Mónaco cuando Max estaba fuera del podio. Acabó cuarto y perdiendo puntos. Aunque en esa ocasión pudo haberse anticipado como sí hizo Sainz. Pero igualmente desde el muro no estuvieron avispados. Y, además, en el GP de España y en Bakú la fiabilidad falló cuando iba liderando. Por lo tanto, es normal que la paciencia de Leclerc esté llegando a su límite.

Binotto ha vuelto a reiterar que el objetivo de este 2022 era volver a ganar y ser competitivos, pero dejar de lado la lucha por el título, siendo Ferrari, es algo que debe ser inadmisible. Ferrari es exigencia y no se puede ser conformista si se tienen las armas para luchar por cosas importante. Mattia dijo que habían tenido una charla con Charles para pedir que cesaran las quejas.

Esa reacción de dolor y rechazo en contra de unas quejas más que sensatas pueden ser el disimulo de una situación sobre la que el equipo tiene mucho más que ver el piloto. Pero claro, no van a aceptar que nadie se sienta lo suficientemente postulado como para alzar la voz de esta manera. Tampoco Leclerc, por mucha razón que tenga.

Vídeo | Vettel comprende a Hamilton

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.